Páginas vistas en total

viernes, 21 de julio de 2017

previus: lo hemos denunciado muchas veces especialmente desde este blog, las cooperativas mineras no son tales. del total de un mil ochocientas, tan solo 16 menos del uno por mil, tienen personería, las demás con "chutas". el MAS ha venido utiizando a este trucherío por demagogia, para gozar de su apoyo electoral, como goza del apoyo de sectores informales que se llaman contrabandistas, gremialistas, transportistas, cocaleros, con lo que ha cometido el MAS pecado mortal, le ha inferido, le infiere grave dan a la Nación. transa con lo irracional y les da poder "da alas" a quienes no lo merecen. esta es una confirmación


Viceministro: Solo 16 de 1.806 cooperativas mineras tienen personería jurídica


  • Instalaciones de Fedecomin en La Paz. Foto archivo | ABI
LA PAZ |
El viceministro de Cooperativas Mineras, José Luis Chorolque informó que a la fecha sólo 16 de 1.806 cooperativas cuentan con personería jurídica emitida por la Autoridad de Fiscalización y Control de las Cooperativas (Afcoop) en el marco de la nueva Ley 356 y su reglamento.
En un balance de lo que significó la actividad minera hasta mediados de año, el viceministro Chorolque desagregó algunos datos sobre la realidad de este sector. Dijo que a la fecha existen 1.806 cooperativas con 122.668 socios, sin embargo sólo 16 lograron su personería jurídica ante la AFCOOP.
De acuerdo al cuadro estadístico que expuso, el año 2006 había en el país 911 cooperativas operando, de las cuales el 100 por ciento contaba con su personería jurídica, sin embargo a partir de 2007 esta situación fue en descenso hasta llegar a sólo 16 cooperativas con personería jurídica que no representan ni el 1% del total.
Chorolque destacó el impacto de las cooperativas mineras en la generación de empleo directo que supera las 122 mil a nivel nacional, sin embargo dijo que en cumplimiento a la Ley 845 recién se podrá hacer un diagnóstico sobre la calidad de ese trabajo cuando las cooperativas entreguen hasta el 31 de enero del próximo año, sus estados financieros e informes sobre las relaciones societarias y distribución de los ingresos entre sus asociados.
El director de Afcoop, Juan Vargas informó que hasta agosto de 2016, se registraron 6.226 cooperativas a nivel nacional, pero sólo 1.300 empezaron su proceso de homologación y adecuación a la Ley General de Cooperativas promulgada en abril de 2013.
Vargas señaló que el proceso de homologación de las cooperativas a la nueva Ley se puso en marcha con el decreto reglamentario aprobado en mayo de 2014, el cual daba plazo de dos años para la readecuación a la norma. Sin embargo una nueva disposición amplió por dos años más, hasta mayo de 2018, este proceso de adecuación.

lunes, 19 de junio de 2017

Previo. la crónica de LT con ligera parcialización en favor de la versión oficial sobre el cemento, no dice la realidad sobre COBOCE, que ofrece aristas muy especiales y que consigue estabilizar el precio al margen de las maniobras oficiales para justificar "millonarias inversiones" algunas por populismo y demagogia, lo que nos llevará a comentar el tema por separado


Cae el precio del cemento por la sobreoferta en el mercado


  • Bolsas de cemento estocadas en una de las ferreterías de la avenida Circunvalación, una de las zonas con más comercios de esta naturaleza. | Carlos López
El anuncio del Gobierno sobre la puesta en marcha de la planta de cemento en Oruro y la construcción de una planta gemela en Potosí, sumado al ingreso de otras marcas en el rubro, ocasionó una caída en el precio del cemento.
Tras un recorrido que realizó este medio por diferentes centros de distribución de la ciudad, constató que el precio de la bolsa de cemento cayó en un dos bolivianos promedio.
Según la gerente general del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), Patricia Ballivián, la caída del precio del cemento es el resultado de una “sana competencia” que permite generar mejores ofertas en el mercado.
“Necesitamos cemento, pero necesitamos una competencia sana de cemento”, sostuvo Ballivián al justificar la construcción de las plantas de cemento en los departamentos de Oruro y Potosí, cuando fue consultada sobre la rentabilidad que significa para el Estado el ingresar a competir con el sector privado.
Los comerciantes consultados por Los Tiempos coincidieron al señalar que la entrada al mercado del cemento Itacamba obligó a que las otras empresas reduzcan un promedio de dos bolivianos los precios de sus productos durante el último bimestre.
“Si hay una buena venta puedo vender unas 20 a 25 bolsas de Itacamba por día, y de Coboce (Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios) puedo llegar a vender unos 10 a 15 bolsas. Hace unos tres años que no bajaba Coboce”, explicó Roxana Torejón, dueña de una ferretería ubicada en la avenida Circunvalación.
En las ferreterías, la bolsa de 45 kilos de cemento Itacamba se comercializa entre 55 y 56 bolivianos, frente a los 58 de Coboce y los 59 de Emisa, ambas marcas redujeron hasta dos bolivianos su costo.
“Ha entrado al mercado el cemento Itacamba y han tenido que rebajar las otras marcas para tener más ventas y no quedarse atrás”, manifestó Silvia Pérez, empleada de dicha ferretería.
Semanas atrás, un fenómeno interesante surgió en el mercado de la construcción. El presidente del directorio de la fábrica de cemento Fancesa de Sucre, Eduardo Rivero, redujo en 2 bolivianos la bolsa del insumo en Santa Cruz, para recuperar el mercado perdido tras el ingreso de Itacamba que también actuó con la misma política.
Cuestionan precios actuales
Ballivián consideró que el precio actual de la bolsa de cemento, ubicado entre los 56 a 69 bolivianos puede seguir disminuyendo, considerando que las empresas enfrentan costos de producción muy bajos. Explicó que el costo bruto para producir cemento se encuentra en los 28 bolivianos, por lo que su precio final de comercialización duplicaría la inversión inicial por cada bolsa vendida.
En este sentido, detalló que al costo de producción se le debe agregar el transporte, las utilidades y la apreciación del producto, por lo que se posicionaría en torno a los 35 a 40 bolivianos la bolsa de cemento.
“En noviembre cuando salió el anuncio de la planta Potosí, lo primero que dije fue que la estructura de costos de una bolsa de cemento realmente era muy fuera de lugar, que sería más del 100 por ciento la ganancia en costos que tenía en ese tiempo Soboce, porque se estaban vendiendo en 58, 60 bolivianos la bolsa de cemento, cuando su costo de producción es de 28 bolivianos. Yo lo he dicho públicamente, qué barbaridad”, ejemplificó.
Finalmente Ballivián consideró que el comportamiento registrado en el precio del cemento de los últimos meses beneficiará las condiciones del desarrollo del país.
Al respecto, resaltó que la construcción aporta el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, atribuyendo el crecimiento del sector a la expansión de la economía nacional.
Compensarán déficit
Las plantas que el Gobierno comenzó a construir en los departamentos de Potosí y Oruro tienen el objetivo de abastecer la creciente demanda del insumo para la construcción de obras públicas y privadas, según informó Patricia Ballivián.
“En este momento se está importando cemento y eso es algo que obviamente queremos ya no hacerlo más y tener nuestra misma producción de cemento para abastecer el mercado interno y el excedente para exportaciones”, sostuvo Ballivián.

CAÍDA HISTÓRICA
El presidente de la Cámara de la Construcción de Cochabamba, Antonio Siles, sostuvo que es la primera vez que disminuyen los precios del cemento desde el inicio del primer mandato del Presidente Evo Morales.
“Desde que ha entrado el Gobierno  nunca ha habido una rebaja en el cemento, ahí nomás tenemos 10 años casi”, dijo Siles.
Siles también consideró que el precio de las propiedades comenzará a estabilizarse, como consecuencia de la disminución de la bolsa del cemento. Sin embargo aún cuestionó las obligaciones que el sector tiene que afrontar con las cargas sociales de sus trabajadores.
“Esperemos que se estabilice en un precio estándar, de manera que se pueda mejorar el trabajo y también la accesibilidad a la construcción de viviendas”, manifestó.

BOLIVIA IMPORTA CEMENTO
En agosto de 2016, el gabinete ministerial aprobó el Decreto Supremo (DS) 2872 que permitió ampliar el plazo del fideicomiso de 21, 2 millones de bolivianos otorgados al Ministerio de Desarrollo Productivo, destinados a la compra, importación y comercialización del cemento Portland por otros tres años.
El fondo fue constituido el año 2010, bajo el DS 643 que establecía que el Banco Unión sería el fiduciario. El 2013 fue ampliado por tres años más, gracias al DS 1695.
La ampliación tiene la finalidad de “garantizar el normal abastecimiento y oferta de cemento Portland a toda la población, a precio justo”, explicó la normativa.
“Los beneficiarios serán todas las personas naturales y jurídicas dedicadas a la actividad de construcción que utilizan el cemento Portland”, señaló el decreto 643.
El accionista de la empresa Itacamba, Fernando Tuma, estimó que Bolivia importó 400 mil toneladas métricas de cemento durante el 2016. La declaración fue realizada durante la inauguración de la primera Planta Integral de Cemento de Bolivia el pasado mes de febrero.
Según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), durante el 2015, la importación del  cemento llegó a ascender hasta los 329,2 millones de kilogramos, con un valor de 33,7 millones de dólares.
Asimismo, la institución reportó que durante la gestión 2014, la importación de cemento fue de 224,7 millones de kilogramos brutos, cuyo valor alcanzó los 22,9 millones de dólares.
El millonario presupuesto, asignado por el Gobierno central para la construcción de las plantas gemelas de Oruro y Potosí, pretende dar una solución al abastecimiento del mercado local, en primera instancia.
Posteriormente busca utilizar los excedentes para posicionar el producto en el mercado internacional, según dio a conocer la gerente general del Sedem, Patricia Ballivián.

PROYECTOS
Oruro tendrá una planta
La planta de producción de cemento que se encuentra en construcción en el departamento de Oruro tiene un avance del 70 por ciento y está previsto que opere desde diciembre, según informó la gerente general del Sedem, Patricia Ballivián.
La obra es construida en el la localidad de Cerullo y es ejecutada por un consorcio alemán con un monto de inversión de 244 millones de dólares. Una vez concluida tendrá una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas anuales.
Ballivián agregó que la planta de Oruro generará 500 empleos directos y otros 3.500 indirectos.
El proceso de reclutamiento estará a cargo de la Universidad Técnica de Oruro (UTO) que priorizará a los profesionales locales gracias a un convenio que también le permite encargarse de las futuras capacitaciones especializadas para el personal.
Anuncian una planta gemela
La Planta de Cemento que se construye  en Potosí tiene un plazo de ejecución de 30 meses, cuyas obras de estudio y remoción de suelo iniciaron en junio.
La planta tiene una inversión de 241 millones de dólares. Se trata de una planta gemela a la que se edifica en  Oruro, sin embargo, se logró reducir el presupuesto de ingeniería.
En este sentido, la gerente general del Sedem, Patricia Ballivián, informó que el Gobierno decidió ubicar esta planta en Potosí debido a la calidad de la piedra caliza con el que cuenta este departamento, ya que no demandará aditivitos para lograr el producto final.
La planta de Potosí abastecerá a todo el sud del país, mientras que la planta de Oruro se centrará en el mercado del occidente, generando equilibrio entre todas las regiones con el objetivo de reducir los costos para el sector de la construcción.

sábado, 10 de junio de 2017

persiste la oscuridad en la compra venta de Elfec por millonaria suma, más todavía si Incachaca (tierras rurales) está inmersa en "el negociado" COMTECO debería dedicarse a lo suyo y dejar de "hacer negocios" para beneficio de los socios, que antes que "ganancias" quieren un buen servicio. LTD hace luces sobre la Cooperativa de marras.

Lo menos que puede exigirse a los flamantes consejeros es que hagan lo que les corresponde para despejar las dudas que desde hace muchos años se arrastran.

Dos noticias que durante los últimos días han vuelto a poner a la Cooperativa Mixta de Telecomunicaciones de Cochabamba (Comteco) en la agenda informativa local —después de la reciente renovación de sus Consejos de Administración y Vigilancia— han vuelto a poner en tela de juicio los criterios con que está siendo administrado el patrimonio que a través de más de 100.000 acciones telefónicas pertenece a gran parte las familias cochabambinas.

Las noticias a las que nos referimos tienen un elemento en común. Es que ninguna de ellas tiene relación con el rubro de la telefonía o las telecomunicaciones, como sería de esperar, sino más bien con el negocio inmobiliario. Se trata de la decisión de invertir cerca de 5 millones de dólares en la construcción de un “edificio inteligente”, por una parte, y de reanudar la batalla con algunas organizaciones campesinas por la posesión de 1.600 hectáreas en la zona de Incachaca.

En el primer caso, el del “edificio inteligente”, la incursión en el rubro inmobiliario se explicaría, según los principales ejecutivos de la empresa, en la necesidad de “diversificar su economía” y así “mejorar la rentabilidad de las acciones de sus socios”.

En lo que a los terrenos de Incachaca se refiere, la dimensión ligada con el negocio de las tierras y su potencial de explotación en el mercado de tierras resulta secundaria, derivada como una más de las muchas secuelas que dejó el aún no esclarecido caso de la compra de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba (Elfec) y su posterior “nacionalización”.

Como se sabe, es un tema que cada cierto tiempo sale a luz a causa de las pugnas entre Comteco y comunarios de la zona que pretenden atribuirse los derechos propietarios de esas tierras. Esas disputas, que se sumaron a los muy oscuros términos con que se adquirieron las acciones de Elfec —cuyo patrimonio incluía las tierras de Incachaca— han ocasionado que hasta ahora no haya podido llevarse a cabo el primer intento de incursión en el rubro inmobiliario que consistía en construir un “hotel ecoturístico”.

El argumento expuesto por los ejecutivos de la empresa para justificar ambos proyectos es el mismo. Consiste en la necesidad de transferir los recursos de los accionistas del sector de la telefonía a otros donde los riesgos sean menores y la rentabilidad mayor. Eso significa un reconocimiento tácito de que Comteco está renunciando a dar batalla en el mercado de las telecomunicaciones, tal como se puede comprobar por su continua pérdida de competitividad y su falta de adecuación a los retos que traen consigo las innovaciones tecnológicas.

A lo anterior se suma un segundo motivo de preocupación que es más grave aún. Es que mientras Comteco deposita las esperanzas de sus accionistas en inversiones ajenas al rubro que constituye su razón de ser, no da muestras del mismo entusiasmo para defender los derechos propietarios de sus socios sobre los más de 80 millones de dólares, monto que según los cálculos de la empresa, es el que habría sido invertido, también bajo el argumento de la “diversificación”, en las acciones de Elfec.

Con esos antecedentes, lo menos que puede exigirse a los flamantes consejeros es que hagan lo que les corresponde para despejar las dudas que estos asuntos dejan pendientes.

sábado, 27 de mayo de 2017

para combatir el fenómeno de la usura, nació el cooperativismo de Ahorro y Crédito que pronto (es decir tardó algunos años) lo hizo desaparecer...ahora aparece la "mora bancaria" que suele preceder a otro período de especulación. es que como habían previsto los estudiosos "el crédito para la vivienda y pequeña empresa" ha generado esta mora, que en poco tiempo doblo en volumen al habitual. nuevas medidas?


La mora bancaria

U n completo informe de EL DEBER revela que la mora en los bancos pyme (pequeñas y medianas empresas) creció del 1,4% al 3,3%. El dato es mencionado por el experto Teófilo Caballero, expresidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz. El análisis alude al hecho de que los bancos del país, porque así lo decidió el Gobierno, debieron destinar sus créditos al sector de vivienda social y empresas productivas, sectores que ahora tienen problemas para pagar sus obligaciones.

El sector comercial, entretanto, que es el más próspero en el país, sobre todo por las importaciones alentadas por la sobrevaluación de la moneda, como dijo Augustode la Torre, execonomista jefe del Banco Mundial, no ha sido beneficiado por el sector financiero. La noticia sobre el incremento de la mora llega cuando se han producido preocupantes versiones sobre la desaceleración que estaría afectando a los millonarios proyectos de urbanizaciones a lo largo de la ruta entre Urubó y Portachuelo.

También un informe de este medio de comunicación reveló detalles de estos proyectos que han usado gigantescos montos de dinero, suficientes para financiar la construcción de una ciudad que cobije a seis veces más la cantidad de habitantes que la actual capital cruceña.

Estos informes podían ser tomados como versiones, pero la noticia sobre el incremento de la mora bancaria enciende una luz roja que alcanza a todo el sector financiero nacional. En medio de estos hechos se dio la decisión del Banco Central de Bolivia de reducir el ajuste legal de los bancos, a fin de devolver liquidez al sistema financiero. La explicación de las autoridades señala que los bancos se quedaron sin mucha liquidez debido a que las empresas tuvieron que pagar impuestos y otras obligaciones con el fisco. Voceros del sector privado dijeron que era muy desaconsejable dar esta explicación para quienes saben que el año pasado, en esta temporada, aunque todos pagaron impuestos, no se produjo ninguna sequía de recursos.

La reducción del ‘encaje legal’ de los depósitos en moneda nacional y en dólares ha creado mucha expectativa: hace muchos años que el sistema de concesión de créditos no había necesitado este tipo de ayudas.
Es probable que las autoridades nacionales tengan alguna explicación sobre un tema tan delicado.


jueves, 25 de mayo de 2017

previus. muchos años de ejercicio cooperativo nos dan la experiencia de su manejo. primero que corresponde una elección sin observaciones tanto por la calida de los candidatos propuestos como administradores o como vigilantes, tanto por la diafanidad del acto electoral. luego por los porcentajes de participación societaria (miembros legítimos de la Unidad) en este caso de los más de cien mil socios de Comteco que habiendo nacido como un servicio municipal, se ha venido transformando en una cooperativa de servicios que tiene que ajustarse a sus estatutos para cumplir sus objetivos. es posible que se haya dado un paso adelante y por tanto que COMTECO adquiera cualidad de excelencia y siga adelante con éxito, sin alardes de grandeza, eso sí, con eficiencia en sus prestaciones.

El pasado domingo se realizaron elecciones para elegir a tres consejeros y sus respectivos suplentes para el Consejo de Administración y otros tantos para el Consejo de Vigilancia de la Cooperativa Mixta de Telecomunicaciones de Cochabamba (Comteco), de entre los 44 candidatos (28 para el primero y 16 para el segundo) que postularon.

Pero estas elecciones tuvieron una muy importante diferencia con las anteriores. Estuvieron organizadas y dirigidas por las autoridades del Tribunal Electoral Departamental (TED), razón por la que adquirieron mayor legitimidad como se puede constatar por el hecho de que no se han presentado impugnaciones de ninguna naturaleza, cuando en anteriores comicios éstas eran abundantes, lo que restaba valor a este proceso electoral.

En este marco, el TDE registró y habilitó un total de 101.299 socios para los comicios de Comteco que se realizaron en 11 municipios y nueve provincias del Departamento. Empero, sólo ejercieron el derecho al voto 16.311 afilados (16 por ciento de participación), cifra reducida que exige, sin duda, que sus causas sean analizadas para ejecutar campañas que incentiven la mayor participación de los socios en su entidad.

Al margen, lo que corresponde es que los ahora consejeros —que, por lo señalado, gozan de amplia legitimidad— cumplan a cabalidad las ofertas que como candidatos hicieron, y en ese marco, se preocupen en forma especial de hacer cada vez más transparente la administración de la Cooperativa, y como parte de esa tarea, establecer con meridiana claridad el estado de situación de la compra-venta-confiscación de las acciones que se compró de Elfec, acciones que son parte del patrimonio de los socios.

martes, 25 de abril de 2017

Henry Gonzalo Rico denuncia que COMTECO es de "todos los asociados" en teoría, pero en la práctica son "unos pocos que hacen y deshacen a su agrado", que hay mucho que explicar a partir del negociado de los 17 millones de dólares con ELFEC y otros gastos cuantiosos.


La caja fuerte de Comteco

El 21 de mayo próximo se cumplirá la elección para renovar los consejos de Administración y de Vigilancia de la Cooperativa Mixta de Teléfonos de Cochabamba, que en los papeles pertenece a los socios, pero que lamentablemente los beneficiarios son muy pocos,  invirtiendo miles de dólares en publicidad y propaganda, volantes, pasacalles, etc., seguros de que recuperarán, con creces, esa inversión.

Los candidatos a consejeros ofrecen a los socios transparentar la administración, mejorar la gestión, poner tecnología de punta, velocidad nunca vista, etc., etc., y una vez que son elegidos, lo que hacen es apuntar y afianzar los negocios para beneficio personal y de un minúsculo grupo de personas, que se benefician con viajes al exterior con todo pagado.
Así ocurrió en el pasado inmediato, así ocurre ahora y así ocurrirá más adelante si los socios siguen permitiendo que unos cuantos ciudadanos se apoderen de la Cooperativa, aprovechen las oportunidades para salir de la crisis en la que estaban. Ejemplos hay una centena y es secreto a voces, sin que autoridad estatal, fiscal o jurisdiccional se atreva a poner el cascabel al gato, lo que supondría que esas autoridades habrían sido cooptadas por las transacciones dudosas que realizarían los ejecutivos y consejeros de Comeco.
Las cooperativas en general, excepto las de intermediación financiera, son organizaciones sin fines de lucro que están sometidas al control estatal y la elección de los consejeros de administración y de vigilancia debe ser de acuerdo a las normas estatutarias de cada Cooperativa, bajo la supervisión del Tribunal Supremo Electoral. Así manda el Art. 335. de la Constitución Política del Estado.

Si eso es así, como que lo es y escrito está, el Tribunal Departamental Electoral de Cochabamba (TDE) no debe meterse a organizar procesos electorales y menos administrar los mismos, ya que esa es decisión de los socios, de acuerdo a sus disposiciones estatutarias; actuar en contrario es vulnerar la norma fundamental del Estado. De ahí que resulta por demás intrusa la actuación del TDE en la elección del 21 de mayo, y no creo que ningún miembro del Órgano Electoral tenga algún tipo de interés en ésta elección, a pesar que alguno de sus actuales miembros haya sido candidato en el pasado inmediato.

En esa consecuencia, la elección debe ser organizada y administrada por la Cooperativa y no por otra instancia gubernamental que si tiene el deber de controlar el proceso electoral.

Sin embargo de lo anotado, los actuales consejeros de la Cooperativa y los anteriores también, le deben explicaciones a los más de 100 mil socios sobre el manejo económico, financiero, técnico y administrativo de la Corporación, especialmente sobre la aparente inversión de 17 millones de dólares en el negocio con ELFEC, los siete millones de dólares de la red de mantenimiento, los viajes de los ex y actuales consejeros, el pago de dietas y otros beneficios que recibe cada Ejecutivo y Consejero de Comeco.

Y como no dan explicaciones decentes, la duda se acrecienta cada día más sobre el manejo de la caja fuerte de Comeco que es codiciada como la hormiga a la miel de abeja.  

El autor es  Abogado

sábado, 20 de agosto de 2016

pasa largo tiempo que este cronista en solitario denunció que las llamadas "cooperativas mineras" no son tales. utilizan el nombre para obtener beneficios como no pagar impuestos, como no afiliar a sus trabajadores al sistema de Seguridad Social y ahora al pedir que el Estado prohiba la existencia de sindicatos entre los mineros. El Deber formula sus reparos muy claramente.

Una muy fuerte tensión tuvo que vivir el país a raíz de las discrepancias entre el Gobierno nacional y las cooperativas mineras del occidente, lo que tendría que invitar a una meditación menos nerviosa, pero sobre todo más profunda. Una de las preguntas que han surgido en los días de tensión es si las cooperativas mencionadas deben o no pagar los impuestos de ley, pues salió a luz que pagan solamente el 1% de sus utilidades, mientras que las empresas privadas, e incluso las estatales, pagan el 7%.

A propósito de ello, se recordó que esas empresas gozan de algunas ventajas adicionales, como el derecho que tienen a explotar algunos parajes mineros que figuran en el patrimonio de la empresa estatal, Comibol. Esas transferencias son hechas sin cargo alguno.
Otra ventaja que tienen consiste en que han recibido equipos y maquinaria de la estatal por unos montos que luego fueron condonados, así como algunas deudas en efectivo. En el análisis no debería interferir la consideración de si las cooperativas mineras del occidente tienen o no una ligazón política con el Gobierno nacional, como se ha mencionado en los días del conflicto.

Acerca de los impuestos, considerando lo que dice la ley de cooperativas, habrá que fijar las condiciones de operación tomando en cuenta que, en este caso, se trata de la explotación de recursos naturales no renovables de propiedad del Estado boliviano, lo que las diferencia de otras cooperativas que operan en el país. Y todo esto podría llevar a revisar la situación de empresas que, con el nombre de cooperativas auríferas, operan en el territorio nacional.

Este tipo de operaciones reciben, en Perú y Colombia, la denominación de ‘minería ilegal’, por el hecho de que no pagan impuestos ni cuidan el medioambiente, llegando a arrojar mercurio a los ríos, lo que causa un daño irreparable.

Para este caso convendría tomar contacto con autoridades de esos dos países que prohíben esas explotaciones, a tal grado que lo que ellas producen no puede ser comercializado dentro de sus territorios ni exportado.

Una buena oportunidad se presenta para el país a raíz de este conflicto provocado por exigencias de las cooperativas mineras del occidente. El caso puede provocar una revisión global de este tipo de empresas y de sus operaciones en el territorio nacional