Páginas vistas en total

viernes, 11 de enero de 2013

se hace justicia. operadores de una escandalosa estafa piramiral. los esposos Goitia (Windsor y Karel Olmos) han sido condenados a 14 años de prisión

El Tribunal Sexto de Sentencia de La Paz falló por unanimidad en contra de los principales acusados de realizar la estafa piramidal, Windsor Goitia Chappy y Karel Olmos de Goitia. Ambos propietarios de la financiera Roghel Bolivia, deben cumplir una condena de 14 años en la cárcel de San Pedro y en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, respectivamente.

Este proceso penal duró 5 años, las investigaciones estaban a cargo de la fiscal de Materia, Sara Villarroel Bustos. Los delitos por los que fueron acusados Goitia y Olmos, son por estafa con agravación de víctimas múltiples, asociación delictuosa y sociedades y asociaciones ficticias.

DAÑO ECONÓMICO Según información proporcionada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), se estima que esta estafa piramidal, ocasionó un daño a las víctimas que supera los 40 millones de dólares. Hasta la fecha se sabe que al menos 890 personas son querellantes, estafados, por Windsor Goitia Chappy y Karel Olmos de Goitia.

El proceso se inició el año 2008, a partir de la denuncia presentada por la entonces Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras - SBEF, hoy ASFI, y que actualmente, luego de la etapa de investigación y juicio culminó con la sentencia de culpabilidad emitida por el Tribunal Sexto de Sentencia de la ciudad de La Paz.

Este Tribunal estuvo compuesto por dos Jueces Técnicos y tres Juezas Ciudadanas, bajo la presidencia del abogado César Portocarrero.

DINERO La sentencia dictada contra los esposos Goitia no garantiza la devolución del dinero estafado, para esto las víctimas deben seguir en adelante procesos civiles.

La ASFI aclara que a diferencia de lo que ocurría en el pasado, por mandato de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, en su inciso 4°: “El Estado no asume, ni reconoce adeudos de la banca ni de entidades financieras privadas”, razón por la que las víctimas deberán seguir la acción para la reparación del daño civil, concluido el proceso penal con sentencia condenatoria.

Mediante un boletín institucional, la ASFI asegura que continuará realizando la coordinación conjuntamente con el Ministerio Público para que se haga justicia por los daños que sobrevinieron por esta estafa piramidal. 

Apuntes.

Intervención

En enero 2008, fue intervenida y cerrada definitivamente la financiera Roghel Bolivia, tras varios años de funcionamientos. Esta entidad pagaba intereses de hasta el 10 por ciento, aspecto que cautivó a cientos de personas que entregaron sus ahorros, recursos que hasta ahora no fueron devueltos.

Estafa piramidal

Roghel es el caso que conmocionó, movilizó y desesperó a miles de bolivianos que cayeron seducidos por las milagrosas ganancias ofrecidas por Windsor Goitia Chappy, un convincente ex pastor de una Iglesia evangélica.

La financiera inició operaciones en marzo de 2004, mediante la implementación de programas de financiamiento para la adquisición de inmuebles, vehículos y maquinaria. En septiembre de 2005, incorpora un programa denominado “individual”, a través del cual el interesado depositaba una suma sobre la que se le pagaba el 10 por ciento de interés mensual.

Expansión

Esta empresa inició operaciones en la ciudad de Cochabamba. A medida que fue creciendo durante los años 2006 al 2008, comenzó a expandir sus operaciones a las ciudades de La Paz y Santa Cruz, ya para el año 2008, la financiera contaba con oficinas en seis departamento del país.

No hay comentarios: