Páginas vistas en total

lunes, 20 de febrero de 2012

Hospicio Limitada es de las primeras cooperativas de ahorro y crédito de Bolivia. 50 años de existencia, 22 mil socios y continúa prestando excelente servicio a sus asociados. ahora con sucursales varias

Agencia de Hospiicio Ltda. en Av. San Martín. Cochabamba
La Cooperativa de Ahorro y Crédito Hospicio Limitada, en 50 años de vida, aporta el desarrollo de la región generando fuentes de empleo y, sobre todo, ayudando a los bolivianos y bolivianas a través de un sistema democrático de acceso al crédito.

 El gerente general de la Cooperativa Hospicio, Ramiro Arias Alborta, explica que los socios depositan su confianza en la cooperativa, a través de sus ahorros. Esos fondos son canalizados a otros socios que demandan créditos. Arias Alborta afirma que la cooperativa siempre ha practicado el microcrédito, en un promedio de préstamo de 3 mil dólares por socio.

La Cooperativa Hospicio no sólo aporta al desarrollo de la región, sino también a la educación y al fomento del cooperativismo, mediante cursos de capacitación dirigidos a sus socios y al personal del área financiera.
CONFIANZA Arias resalta que en la actualidad, las personas confían en una Cooperativa de Ahorro y Crédito,  porque  ofrece todos los servicios, comodidades y oportunidades “similares, o mejores, que las de un banco”.

Además, a diferencia de un banco, en una cooperativa financiera los socios conocen el destino de sus  depósitos, ya que anualmente se presenta un informe en una asamblea general. 

“Las cooperativas ya no son conservadoras como antes, sino que van mejorando cada año”, añade Arias.
CARTERA Actualmente, la Cooperativa Hospicio Ltda. tiene una cartera de 89 millones de bolivianos. El 2010 la gestión se cerró con una cartera de 87.328.145 bolivianos.

La cartera bruta de créditos al 31 de diciembre de 2010, según la Memoria Anual de esa gestión, la cooperativa alcanzó un total de Bs 63.528.809 que corresponde al 72,81 por ciento del total activo. Con relación a la gestión 2009 creció en un 30,36 por ciento en créditos.

Actualmente, la mora es de 3,5 por ciento ,  una cifra similar a las demás entidades financieras del país.
PATRIMONIO El patrimonio de la institución, de acuerdo a la Memoria Anual 2010, fue de Bs 12.723.910. Con relación a la gestión 2009 tuvo un incremento del 6,29 por ciento .
BENEFICIOS El presidente del Consejo de Administración, Aldo García Monroy, destaca los beneficios que tienen los socios de la cooperativa. 

“El socio es dueño de la empresa desde el momento que hace un aporte de Bs 50”, señala. 

En la asamblea general ordinaria, que se celebra en los últimos días de marzo, los socios direccionan hacia dónde quieren ir y aprueban los estados financieros de la gestión anterior.
AGENCIAS La oficina central de la cooperativa está en la calle 25 de Mayo entre Colombia y Ecuador. La agencia San Martín está en la avenida del mismo nombre, a unos metros de La Cancha y las otras en   Quillacollo, Punata y en la ciudad de El Alto.
PROYECCIONES La principal meta de la  Cooperativa Hospicio Ltda. es la de “velar por una excelente gestión económica financiera”.  Para este año se  prevé abrir  dos agencias en otros departamentos.

50 años con el cooperativismo

La institución fue fundada el 30 de octubre de 1961, en una asamblea realizada en la parroquia del Hospicio, ubicada en la plaza Colón. Asistió el reverendo José Beausoleil que para entonces era el coordinador de las cooperativas de crédito. La cooperativa se fundó con 167 socios.

Su personería jurídica es el Nº 00301, su registro en el Instituto Nacional de Cooperativas es el 278.

Los objetivos de la empresa, según el estatuto son:  “contribuir al mejoramiento económico, social y cultural de sus socios, fomentando el ahorro y la ayuda mutua con base en el aporte de esfuerzos y recursos, mediante la aplicación de elementos técnicos para desarrollar y consolidar una eficiente entidad financiera”.

El 9 de marzo de 2004, la cooperativa convocó a una asamblea extraordinaria en la que se aprobó un nuevo estatuto en base a la Ley General de Sociedades Cooperativas, de acuerdo a disposiciones del Decreto Supremo 25703 del 14 de mayo del año 2000 y otras normas legales.

En dicho estatuto se constituye en una sociedad cooperativa de ahorro y crédito cerrada.

Ofrece un servicio eficiente

“Soy socio y me parece bien la cooperativa. Generalmente vengo a pagar las cuentas de agua, luz y teléfono. Lamentablemente, a veces hay que esperar para que nos atiendan porque a esta agencia vienen muchas personas. Me parece que el servicio de los bancos y de las cooperativas son iguales”, dijo Raúl Córdova.

Atención para los socios y clientes

Los socios pueden acceder a créditos para la vivienda con las tasas más bajas del mercado. También hay préstamos para educación, equipamiento de negocios y créditos de consumo con convenio laboral. Asimismo, hay microcréditos para ampliar negocios, así como servicios de caja de ahorro y depósitos a plazo fijo.

Los integrantes del directorio

El Consejo de Vigilancia está conformado por: el presidente, Aldo García Monroy; vicepresidente, Verónica Rodrigo Cossío y el secretario Tito Lozada Claure. Integran el Consejo de Administración: el presidente, Arturo Cossío Sandi; secretario, Giovanny Fernández Velasco y María del Rosario Peña de la Zerda es vocal.

22 mil socios en cuatro regiones de Bolivia

La Cooperativa Hospicio Ltda. tiene 22 mil socios activos y pasivos en Quillacollo, Cercado, Punata y El Alto. Desde hace diez años se duplicó el número de socios, esto se debe, según su gerente Ramiro Arias, a la confianza que adquirió la institución.

jueves, 16 de febrero de 2012

primero fue el cemento, luego la cerámina, más tarde llegó Coboce Construcciones que no ha dejado de crecer, levanta condominios para reducir la carencia de viviendas confortables, para las familias de modestos ingresos. Bien por COBOCE que sirve a la Comunidad NacionalOCE,

Coboce Construcciones edifica condominios de viviendas para contribuir a reducir el actual déficit habitacional en el país.

Cuatro importantes proyectos se tienen programados para esta gestión. El gerente de la empresa, Francisco Guardia, anuncia que hasta fin de año se concluirán 96 departamentos del Condominio Juan Pablo II, en su primera fase. 

Este proyecto comenzó en abril del 2011 y en menos de un año está en un 65 por ciento de avance. Esto debido a la adecuada supervisión y seguimiento, ya que la empresa cuenta con un supervisor por cada dos bloques de departamentos.

Las viviendas son edificadas con materiales de construcción producidos por las diferentes unidades de la Cooperativa Boliviana de Cemento Industrias y Servicios -Coboce Limitada- por ejemplo el cemento, teja, yeso y revestimiento cerámico, cuyas combinaciones dan un toque moderno y a la vez acogedor.

El precio de cada departamento incluye el parqueo, la baulera y el pago del Impuesto de Transferencia, que es el tres por ceinto del valor del inmueble. A mediados de año, se arrancará con la segunda fase del condominio Juan Pablo II, en el sector Norte, confirma Guardia. Éste es un segundo proyecto y contempla la construcción de 108 departamentos.

Ambos sectores (Norte y Sur) contarán con una importante área verde como espacio de recreación para las familias, gracias a la cesión municipal realizada por Coboce Construcciones.

El nuevo centenar de departamentos será promovido en la Feria Internacional de Cochabamba que se realizará el mes de abril, donde se comenzará a recibir reservas.

Un tercer desafío que tiene la empresa es su participación en la construcción del edificio empresarial de once plantas de la Cámara Departamental de Industria, en la avenida Ballivián casi esquina Oruro. En el mismo, Coboce Limitada, tendría un espacio.

Apostar por una vivienda económica de espacios reducidos, pero con las dependencias necesarias para ofrecer un techo de calidad, es otra de las prioridades de Coboce Construcciones.

Si bien no se trata de una vivienda social, es una vivienda accesible por su bajo costo, de cerca de 20.000 dólares, con tres dormitorios, dos baños, living comedor y cocina en una superficie de 68 metros cuadrados. El tiempo de ejecución es de tres semanas.

Para encarar este proyecto, la empresa construirá una vivienda piloto en la que se aplicará una importante innovación tecnológica, principalmente en la construcción de los muros. Cambiará el concepto de construcción tradicional y convencional por una semi industrial. 

Trabajar con criterios de calidad en menor tiempo es el desafío de la empresa, ya que lleva el nombre de una cooperativa de gran prestigio y seriedad como es Coboce Limitada, dice el Jefe Técnico, Romnie Montoya Salinas.

Experiencia en condominios

Coboce Construcciones tiene la capacidad de beneficiar a las personas interesadas en adquirir viviendas a bajo costo. 

Por ejemplo, el condominio Villavicencio, construido hace 8 años, tiene 24 departamentos que van de 68 a 72 metros cuadrados, explica Francisco Guardia.

El condominio Crisantemos tiene un promedio de 75 metros cuadrados de superficie de cada departamento, con todas las dependencias necesarias.

El último es el Proyecto Asunción, en la zona de Esmeralda, que se encuentra a la espera de ser entregado. Todos los departamentos fueron vendidos antes de su conclusión.

Se pretende masificar este tipo de ofertas, porque existe la demanda necesaria en el mercado por la falta de vivienda.

La necesidad concreta de los ciudadanos y ciudadanas, de contar con techo propio es una importante oportunidad para que Coboce Construcciones emprenda más proyectos como respuesta a esta demanda.

17 Años de trabajo en el rubro

Coboce Construcciones nace como una Unidad Productiva dentro de la Cooperativa Boliviana de Cemento Industrias y Servicios -Coboce Limitada- el primero de noviembre de 1994, hace 17 años.

Bella Vista modelo de urbanización 

En la urbanización Bella Vista, ubicada en la zona de Puntiti, se construyeron 290 viviendas bajo la modalidad de entrega “llave en mano” con todos los servicios como agua, alcantarillado, gas domiciliario, infraestructura vial con aceras y pavimento rígido en las calles. Hasta ahora es un modelo de urbanización.

Líder en el campo de la construcción

 La misión de Coboce Construcciones es ser una empresa líder en el rubro de la construcción, aplicando los principios cooperativistas de hacer realidad el sueño de contar con un inmueble de alta calidad, mejorando la calidad de vida de las familias que cuentan con estas viviendas.

Trabajos de apoyo a la comunidad

Tras el terremoto de Aiquile de mayo 1998, Coboce Construcciones, como apoyo a las comunidades afectadas, construyó 120 viviendas sociales sismo resistentes en la Hoyadas (epicentro del fenómeno). 

Con esta labor se dotó de viviendas a más de un centenar de familias que lo habían perdido todo.
Foto y crónica de OPINION bajo autoría de Tatiana Castro.

domingo, 5 de febrero de 2012

Edwin Tapia hasta hace 7 semanas Gerente General de COBOCE nos ofrece una puntualización de al menos dos temas que hacen a la administración: la desagregación tecnológica y el financiamiento de la nueva planta

Durante los últimos días, quizá por lo que está sucediendo al interior de Coboce, mucha gente me ha buscado o me ha llamado por teléfono para dialogar sobre la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios Ltda, hubieron preguntas, sugerencias y también críticas. He ofrecido a esa gente respetable ir aclarando, poco a poco, los diversos temas planteados. No tocaré nada de lo que corresponde a la nueva administración de la entidad.
Las dos preguntas más importantes que se me han formulado, son relativas a la instalación de la nueva planta de cemento en Irpa Irpa. La gente quiere saber con qué tecnología se está realizando ese trabajo y las condiciones del financiamiento. A propósito de la primera pregunta es importante explicar con el mayor cuidado, la procedencia de la maquinaria y el método de la desagregación tecnológica que estamos utilizando.
La fábrica fue adquirida de Policius, una firma alemana que vende ingeniería, maquinaria y asistencia técnica. Todo esto se adquirió por un valor de 26 millones de dólares, sólo una parte de la inversión total. El contrato inicial fue suspendido con grave riesgo de perder los adelantos pagados y de asumir los daños y perjuicios. Cuando yo me hice cargo de la gerencia general, juntamente con personeros de Cemento Irpa Irpa, hicimos gestiones laboriosas para reconstituir el contrato y fijar un precio razonable. De otro modo, la instalación de la nueva planta hubiera quedado definitivamente cancelada. Con esa operación de reposición del contrato, Coboce ganó respetabilidad, ventajas económicas importantes y garantizó sin ningún riesgo la instalación de la nueva planta. Podemos decir que con esas acciones recién comenzó la verdadera construcción de la nueva planta con capacidad inicial de 1.600 toneladas y las consecuencias sociales correspondientes.
El método que seguramente formará parte de las políticas de industrialización de los países dependientes, es la desagregación tecnológica que consiste en desarmar, teóricamente, la fábrica en conjuntos, subconjuntos, partes y piezas. Visión desagregada que hace posible definir lo que se puede producir en el país. Dicho método permite lograr tres objetivos esenciales: a) Iniciar en Bolivia la producción de fábricas de cemento, es decir, convertirnos en un centro productor de nuevas unidades industriales. b) Ahorrar porcentajes importantes de dinero, obviamente favoreciendo la balanza de pagos del país. c) Se logra un avance tecnológico que cambia radicalmente el pensamiento y la conducta de profesionales, técnicos y obreros. No debe olvidarse que en última instancia la tecnología no está en las cosas, sino en la cabeza de las personas. Ahora, los cobocianos pueden producir por lo menos el 30 por ciento de la fábrica. En caso de poseer talleres metalmecánicos más avanzados, podrían fabricar lo que ahora se está comprando de la Argentina y del Brasil.
Es lamentable que los estudiosos de Coboce y aun muchos de los que están adentro, no tomen en cuenta esos avances tecnológicos que hacen de Coboce no sólo una fábrica de cemento, si no una estructura fundamental capaz de crear nuevos procesos productivos en la perspectiva de una dinámica nacional de verdadero progreso y liberación. La desagregación tecnológica ha permitido formar técnicos que pueden trabajar con gran certidumbre en cualquier lugar del mundo. 
Otro aspecto que no se ha explicado, con debida claridad, es el financiamiento. Hay dos errores en esta materia, unos que creen que estamos instalando la nueva planta con dinero que tenía la cooperativa y otros que simplemente no tienen la menor idea en esta materia. En relación con la primera hipótesis, es necesario decir, claramente, que la mayor parte de obras que ha realizado Coboce han sido financiadas con dinero prestado de la banca nacional. Respecto de la segunda forma de pensar, es urgente decir que en economía no hay milagros y que el dinero no viene de la nada. Todo lo que hemos hecho es con financiamiento de instituciones de intermediación financiera que reconocen y confían en la capacidad y solvencia de la institución. La realidad cobociana es resultado heroico del trabajo de profesionales y obreros laboriosos y honestos.
Al principio, se pensó lograr el financiamiento necesario de un banco de fomento alemán y también del Banco Interamericano de Desarrollo BID. Estas dos entidades financieras calificaron con mucho cuidado a Coboce, habiendo llegado a la conclusión que era altamente confiable.  Sin embargo, en ese entonces, es decir, cuatro años atrás, el país estaba en un proceso revolucionario convulsionado con poca o ninguna estabilidad jurídica e institucional, por lo que, los potenciales financiadores, postergaron para otros tiempos sus préstamos a Bolivia. Ante tal negativa, otra empresa, seguramente, hubiera pospuesto, indefinidamente, su proyecto.  Nosotros fortalecimos la organización interna y elaboramos una estrategia de alto nivel para que la banca nacional reconsiderara su posición frente a Coboce. En ese propósito la titularización de flujos futuros fue un avance, simplemente admirable de la cooperativa.
La titularización de flujos futuros, es una forma de captar recursos del mercado nacional sin incurrir en hipotecas ni garantías bancarias. Lo que se compromete es la seriedad y solvencia de la empresa. Así hemos logrado un financiamiento de 40 millones de dólares del ahorro interno con intereses razonables y plazos acomodados al tiempo que será necesario para la instalación, puesta en marcha y nivel de rentabilidad de la nueva planta. En cualquier lugar del mundo los autores de esta proeza hubieran sido no sólo aplaudidos, sino premiados. Aquí, lamentablemente, en algunas circunstancias, cuando la sin razón aparece con fuerza inusitada, la inteligencia queda no sólo relegada, sino en la proyección de una extraña sanción.
Gracias a la titularización se regularizaron los compromisos de Coboce con la banca nacional, lo que sirvió para que la mayor parte de los bancos, quizá todos, abrieran nuevas líneas de crédito. Con todo esto se garantizó el financiamiento total para instalar la nueva planta. En la gestión de la que hablo, estaba comprometida y plenamente segura la conclusión de la obra a mediados del presente año. 
En relación con este objetivo fundamental, en notas que he enviado oportunamente a los Consejos de Administración y Vigilancia, tres son los aspectos que deben ser tomados en cuenta con la seriedad necesaria: a) Si la nueva instalación no se realiza oportunamente, cada mes de atraso, significará un aumento considerable de la inversión y consiguientemente de la deuda. b) La postergación de la conclusión de la planta, supone la no producción de por lo menos dos mil toneladas de cemento cada día y c) en un país, como el nuestro, estructuralmente débil e inestable hay el riesgo de una disminución drástica de la demanda. Para evitar cualquiera de los extremos anotados, es urgente que la ampliación esté en manos de los mejores profesionales de Coboce, dedicados exclusivamente a ese trabajo.
En la proyección generosa del cooperativismo, es obvio que los avances tecnológicos y económicos redunden, en la situación de los cooperativistas y en dimensión más amplia de Cochabamba y del país. Coboce siendo una cooperativa autónoma, por las funciones que cumple, forma parte de los grandes paradigmas que constituyen el patrimonio cochabambino.
En relación con otros temas que me ha planteado la gente a la que va dirigida este trabajo, iré respondiendo posteriormente, sin embargo, hay algunos respecto de los cuales, dada mi nueva situación yo ya NO tengo nada que hacer, lo que quiere decir que tendrán que ser respondidos por la nueva administración de la institución, obviamente, de acuerdo con los planes y formas de conducta de ese nivel.
Es conveniente informar a los cooperativistas, a los cochabambinos y al país que actualmente la cooperativa tiene otra dirección. En la lógica de sus propias responsabilidades trabaja con gente que piensa y hace las cosas como ellos, lo cual parece normal en una entidad múltiple y plural en la que hay diferentes tendencias y niveles. Finalmente es importante recordar que en Coboce hay una auditoría que evalúa y califica permanente y sistemáticamente el trabajo de todos los niveles de la administración. Al final de cada gestión se contrata a la mejor firma auditora para que evalúe y califique la gestión total. El informe del Consejo de Administración que fue presentado mediante mi persona en la asamblea general de diciembre del 2011 fue aprobado con aplauso por unidad absoluta, esto consta en el acta correspondiente.