Páginas vistas en total

sábado, 10 de junio de 2017

persiste la oscuridad en la compra venta de Elfec por millonaria suma, más todavía si Incachaca (tierras rurales) está inmersa en "el negociado" COMTECO debería dedicarse a lo suyo y dejar de "hacer negocios" para beneficio de los socios, que antes que "ganancias" quieren un buen servicio. LTD hace luces sobre la Cooperativa de marras.

Lo menos que puede exigirse a los flamantes consejeros es que hagan lo que les corresponde para despejar las dudas que desde hace muchos años se arrastran.

Dos noticias que durante los últimos días han vuelto a poner a la Cooperativa Mixta de Telecomunicaciones de Cochabamba (Comteco) en la agenda informativa local —después de la reciente renovación de sus Consejos de Administración y Vigilancia— han vuelto a poner en tela de juicio los criterios con que está siendo administrado el patrimonio que a través de más de 100.000 acciones telefónicas pertenece a gran parte las familias cochabambinas.

Las noticias a las que nos referimos tienen un elemento en común. Es que ninguna de ellas tiene relación con el rubro de la telefonía o las telecomunicaciones, como sería de esperar, sino más bien con el negocio inmobiliario. Se trata de la decisión de invertir cerca de 5 millones de dólares en la construcción de un “edificio inteligente”, por una parte, y de reanudar la batalla con algunas organizaciones campesinas por la posesión de 1.600 hectáreas en la zona de Incachaca.

En el primer caso, el del “edificio inteligente”, la incursión en el rubro inmobiliario se explicaría, según los principales ejecutivos de la empresa, en la necesidad de “diversificar su economía” y así “mejorar la rentabilidad de las acciones de sus socios”.

En lo que a los terrenos de Incachaca se refiere, la dimensión ligada con el negocio de las tierras y su potencial de explotación en el mercado de tierras resulta secundaria, derivada como una más de las muchas secuelas que dejó el aún no esclarecido caso de la compra de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba (Elfec) y su posterior “nacionalización”.

Como se sabe, es un tema que cada cierto tiempo sale a luz a causa de las pugnas entre Comteco y comunarios de la zona que pretenden atribuirse los derechos propietarios de esas tierras. Esas disputas, que se sumaron a los muy oscuros términos con que se adquirieron las acciones de Elfec —cuyo patrimonio incluía las tierras de Incachaca— han ocasionado que hasta ahora no haya podido llevarse a cabo el primer intento de incursión en el rubro inmobiliario que consistía en construir un “hotel ecoturístico”.

El argumento expuesto por los ejecutivos de la empresa para justificar ambos proyectos es el mismo. Consiste en la necesidad de transferir los recursos de los accionistas del sector de la telefonía a otros donde los riesgos sean menores y la rentabilidad mayor. Eso significa un reconocimiento tácito de que Comteco está renunciando a dar batalla en el mercado de las telecomunicaciones, tal como se puede comprobar por su continua pérdida de competitividad y su falta de adecuación a los retos que traen consigo las innovaciones tecnológicas.

A lo anterior se suma un segundo motivo de preocupación que es más grave aún. Es que mientras Comteco deposita las esperanzas de sus accionistas en inversiones ajenas al rubro que constituye su razón de ser, no da muestras del mismo entusiasmo para defender los derechos propietarios de sus socios sobre los más de 80 millones de dólares, monto que según los cálculos de la empresa, es el que habría sido invertido, también bajo el argumento de la “diversificación”, en las acciones de Elfec.

Con esos antecedentes, lo menos que puede exigirse a los flamantes consejeros es que hagan lo que les corresponde para despejar las dudas que estos asuntos dejan pendientes.

No hay comentarios: