Páginas vistas en total

domingo, 19 de octubre de 2014

encaje legal, ha sido norma en todo el sistema de Ahorro y Crédito. no se puede entender en qué momento se le despojó del atributo. por ello ASFI hace bien en devolver al grupo, el derecho de garantizar sus depósitos con el "encaje legal". lo demás es una patraña inaceptable. crónica de OPINION, título nuestro.

Pese a los obstáculos y crisis que han confrontado, las cooperativas de ahorro y crédito enBolivia se han constituido en un sector generador de empleo, soporte de nuevos emprendimientos y que contribuye al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), según la evaluación de la Federación Boliviana de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Febocac) y expertos del sector.

El presidente de la Febocac, Jaime Gonzales, afirmó que este sector demuestra continuamente su capacidad para mejorar la vida de las personas, familias y comunidades alrededor del mundo.

“Seguiremos contribuyendo al país, al crecimiento del PIB, a la generación de empleos, sobre todo a dinamizar la economía en el país”, afirmó.

Asimismo, manifestó que están en la línea de que los servicios financieros deben cumplir la función social de contribuir al logro de los objetivos de desarrollo integral para el vivir bien, eliminar la pobreza y la exclusión social y económica de la población.

Consultado si legalmente pueden ser empresas y cooperativas, respondió que hay dos dimensiones: una asociativa y otra empresarial. “En esta última contamos con un producto, un mercado, competidores, tenemos que ser altamente competitivos y eficientes, y, por lo tanto, somos empresa”.

“En lo asociativo debemos ser eficaces en cumplir nuestro fin social. Tenemos que ser empresas eficientes y cooperativas eficaces. Ésa es una debilidad de la norma, pero no hay que rasgarse las vestiduras”, agregó.

Manifestó que las cooperativas a lo largo de su existencia se han mantenido como solidarias y accesibles para sus socios que encaran proyectos nuevos para dinamizar la economía del país.

Según Gonzales, las cooperativas tienen una visión de desarrollo que difiere de los bancos que tienen un sentido más comercial y buscan el lucro.

La ventaja de una cooperativa, cuando se trata de créditos, es que sus requisitos son más flexibles “y no ponen tantas trabas”, por lo que las pequeñas y medianas empresas recurren a este tipo de financiamiento.

Los créditos de las cooperativas van dirigidos con especial énfasis para apoyar a los pequeños emprendimientos.

“Las pequeñas y medianas empresas se fortalecieron gracias a los créditos otorgados por las cooperativas y algunas de ellas exportan actualmente su producción, eso también tiene su efecto multiplicador y, por tanto, se aporta al crecimiento”, afirmó.

La Febocac es la entidad matriz de todas las cooperativas de base del país, entre ellas las de ahorro y crédito denominadas abiertas, que son 26, cooperativas societarias que llegan a 59 y cooperativas de ahorro y crédito de vínculo laboral.

Datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) señalan que de las 471 cooperativas de ahorro registradas en el país hasta 2012, solo 25 tenían licencia para operar. Es decir que únicamente el 5 por ciento es controlado por el Estado; el resto está en proceso de adecuación a la Ley de Bancos y Entidades Financieras, dejó de funcionar o bien opera sin ningún control.

La Febocac cumple un rol protagónico, principalmente como rectora, gestora y para hacer viable la demanda de soluciones de algunos problemas que se dan en el cumplimiento de la intermediación financiera, cumplimiento de los valores y principios y la misma filosofía que tiene el cooperativismo.

ENTIDADES ABIERTAS Las cooperativas de ahorro y crédito societarias podrán convertirse en cooperativas de ahorro y crédito abiertas, cumpliendo las condiciones y requisitos establecidos mediante normativa emitida por la ASFI.

De acuerdo con el experto en el sector, Carlos Eduardo Chávez Rojas, el principal desafío hacia adelante es que todas las cooperativas de ahorro y crédito se constituyan en entidades “abiertas” para captar inversores y clientes sin restricciones. 

Actualmente, la mayoría de las cooperativas de ahorro y crédito es societaria y muy pocas abierta, lo que les impide operaciones con otros alcances y trabajan solo con sus socios.

“Con la adecuación a la nueva normativa financiera que indica la Ley Modificatoria 3892 de Bancos y Entidades Financieras, las cooperativas también son tomadas en cuenta como cualquier banco y por tanto se debe aprovechar ese elemento para crecer y abrirse en el sistema financiero”, afirmó el auditor financiero.

Apuntes.

Definición

Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se unen voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes y para generar bienestar integral, colectivo y personal, mediante una empresa de propiedad de gestión democrática.

De crédito abierta

Autorizada para realizar operaciones de intermediación financiera con sus socios y el público, excepto las operaciones activas que podrán ser realizadas únicamente con sus socios.

De crédito societaria

Cooperativa de ahorro y crédito societaria, autorizada para realizar operaciones de intermediación financiera exclusivamente con sus socios.

Cambios

Las cooperativas de ahorro y crédito societarias podrán convertirse en cooperativas de ahorro y crédito abiertas, cumpliendo las condiciones y requisitos establecidos por la ASFI.

El plazo es hasta diciembre

El plazo para el proceso de adecuación a la nueva normativa financiera se cumple en diciembre próximo. Si las cooperativas no se adecuan a la normativa serán clausuradas.

El presidente de la Federación Boliviana de Cooperativas de Ahorro y Crédito, Jaime Gonzales, precisó que asumió la presidencia de la entidad en 2013 con un plan de prioridades, principalmente referente a la nueva reglamentación de la Ley de Cooperativas y el Decreto Reglamentario de la Ley de Servicios Financieros, tomando en cuenta que 59 cooperativas se encuentran en proceso de adecuación ante la Autoridad del Sistema Financiero y 26 están ya reguladas y cuentan con la licencia de funcionamiento.

Por su parte, el gerente general de la Cooperativa Santísima Trinidad, Carlos Eduardo Chávez, dijo que la ASFI, en la adecuación, está tomando a este sector como Instituciones Financieras de Desarrollo (IFD).

Explicó que la diferencia es que las cooperativas captan, en cambio las IFD no captan sino son financiadas por capitales fuera de la entidad.

La adecuación a la norma hay que asumirla como una nueva oportunidad, según experto

La nueva Ley de Servicios Financieros hay que asumirla como una oportunidad para desarrollar el sector cooperativista de ahorro y crédito, con garantías y opciones, para que las de carácter societario se vuelvan abiertas, brindar garantías a los socios, captación de inversores y fortalecer las entidades con un segundo piso, según el análisis del experto en el sector cooperativista, Carlos Eduardo Chávez Rojas.

Reconoció que en este periodo de adecuación a la norma, se han estancado nuevos emprendimientos del sector, porque se están formalizando muchas entidades que estaban sin el soporte legal.

“Es entendible las disposiciones de la ASFI cuando instruyen que no podemos captar más depósitos a plazo fijo por el miedo a las corridas, lo que puede afectar a los socios. Ahora, la nueva norma protege a los socios y por eso nos están tomando como los bancos”, aseveró.

El además gerente general de la Cooperativa Santísima Trinidad dijo que con la nueva Ley de Servicios Financieros los socios de las cooperativas están avalados y protegidos por la ASFI y la ley.

Señaló que una vez lograda la licencia de adecuación, las cooperativas societarias deben asumir el reto de constituirse en “abiertas” para que se les permita captar recursos de financiadores externos u otras vías, además cualquier persona podrá acudir a la institución para créditos sin ser necesariamente socia.

Asimismo, dijo que la estabilidad económica que generó la administración del gobierno deEvo Morales ha favorecido para el crecimiento del sector de la banca y eso también debe ser aprovechado por las cooperativas.

“Mercado hay para captar, mercado también hay para los créditos, no obstante a la competencia de la banca. Las cooperativas de ahorro y crédito necesitan una inyección de inversionistas para fortalecer y mover más recursos. Si este sector es tomado en cuenta en el nivel de una banca para los impuestos y otras operaciones, también hay que recibir los beneficios de crecer y generar utilidades”, aseveró.

Ausencia de gobernabilidad es la más dañina de cooperativas

Una de las principales amenazas para la estabilidad en una cooperativa de ahorro y crédito es la falta de gobernabilidad, generada por la pugna interna entre socios que quieren presidir la institución, y cuando lo consiguen cambian todo, según un experto y un economista.

Luis Ballivián Pérez, economista, afirmó que lo que genera crisis al interior de una cooperativa es, generalmente, la disputa por presidir la institución.

Según el economista, los socios “más poderosos” buscan dirigir la cooperativa para tener beneficios personales.

“Los grupos de poder interno deciden la elección de un gerente general y desde esa instancia comienzan las irregularidades con los créditos vinculados, créditos sin garantías o ficticias y otras acciones amañadas para el beneficio personal, en detrimento de los demás socios medianos y pequeños, que son la mayoría, como sucedió en la cooperativa San Luis”, agregó.

En sintonía con el economista, el experto cooperativista financiero Carlos Eduardo Chávez dijo que la gobernabilidad en una cooperativa de ahorro y crédito, y en cualquier empresa, es fundamental para mantener la estabilidad, continuidad y desarrollo institucional.

“(...) hay grupos de socios que eligen a un gerente de su preferencia, quien a la vez trae su grupo de trabajo, pero cuando es retirado por decisión de la Asamblea, con él se va el grupo de socios que lo apoyaban, muchas veces se van con sus ahorros y descapitalizan a la entidad o en su defecto empiezan a sabotear al nuevo con una serie de objeciones a la nueva administración”, aseveró.

El nuevo gerente trae otra gente y deben empezar nuevamente, y muchas veces los proyectos no tienen continuidad.

“Debe existir una norma que garantice la continuidad de los operadores de las cooperativas y los socios deben dejar de actuar como “políticos”, añadió Chávez.

No hay comentarios: