Páginas vistas en total

martes, 2 de octubre de 2012

juega Evo con fuego. está tocando al movimiento social de ahorro y crédito. único verdaderamente organizado. puede provocar el pánico y retiro masivo de fondos. grave. muy grave


La directora ejecutiva de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), Lenny Valdivia, dijo ayer que las  personerías jurídicas de estas cooperativas fueron emitidas por la ex Dirección General de Cooperativas (Dgcoop), dependiente del Ministerio de Trabajo, sin ninguna supervisión y seguimiento, pero igual funcionaron.
“Desde el día de mañana (hoy) se va a iniciar estos procesos de cierre a aquellas cooperativas que no hayan iniciado este proceso de adecuación, en lo posible evitando cualquier alteración en el sistema cooperativo, y esto siempre evitando no afectar al socio cooperativista”, aseguró Valdivia. La tarea la ejercerá en función a sus atribuciones conferidas en la Ley 3892.
El año pasado, la Asfi levantó un censo de las Cooperativas de Ahorro y Crédito (CAC) en todo el país. En esta tarea identificó de manera física cuántas de estas estaban funcionando, cuáles se encontraban en proceso de adecuación a la Ley 3892 y qué cantidad de personerías jurídicas habían sido emitidas por la Dgcoop.
Ese censo dio como resultado que la Dgcoop emitió 471 personerías a CAC cerradas. En virtud de esta cuantificación, se identificó que 311 de las personerías jurídicas correspondían a cooperativas de ahorro y crédito.
Valdivia explicó que en la actualidad se tienen en total 67 cooperativas de ahorro y crédito en proceso de adecuación. De estas, 59 iniciaron sus trámites antes del 18 de junio de 2008, fecha en la que se emitió la Ley 3892. Posterior a este plazo, otras ocho iniciaron sus trámites ante la Asfi con la ampliación del plazo establecido.
Fuera de estas 67, existen otras 25 de tipo abierto que tienen licencia de funcionamiento que operan en los nueve departamentos del país. A partir de hoy, las cooperativas de ahorro y crédito que quieran operar deberán regirse a las normas de la Asfi. “Mientras no tengan licencia de funcionamiento”, las 67 CAC de tipo societario no podrán captar otros recursos que no sean los de sus socios, sostuvo la autoridad reguladora.
Respecto a la revocatoria de personerías, el vicepresidente de la Confederación Nacional de Cooperativas de Bolivia (Concobol), Braulio Arguedas, declaró a La Razón que el presidente Evo Morales se comprometió a que no se procederá al cierre de éstas, luego de los compromisos firmados en la ciudad de Oruro y que están referidos a la elaboración de una Ley de Cooperativas que involucran a este tema.
Ampliación de plazos
Arguedas dijo que el fin de semana el presidente de la Fencomin, Albino García, pidió al presidente Evo Morales que no se proceda al cierre de las CAC.
Títulos de club de fútbol no tienen ningún valor
La Asfi asegura que los Certificados de Participación del Complejo Deportivo de Achumani del Club The Strongest, que el empresario Kurt Reintsch entregó a la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis, no tienen valor para devolver los ahorros a los socios de esta entidad financiera.
“No es un título valor de acuerdo con lo que establece el Código de Comercio porque no es una acción, y en todo caso la gran responsabilidad que tiene este comité de liquidación es proceder a la recuperación de estos dineros que le han sido entregados al grupo Reintsch”, dijo Valdivia.
La Asfi se comprometió a velar para que cualquier tipo de transacción que llegue a efectuar el actual presidente del Club The Strongest con la comisión de liquidación sea observada y controlada. No obstante, esta tarea no significa que la Asfi deje de realizar el proceso penal que sigue contra los responsables y exconsejeros de la cooperativa, afirmó Valdivia.
San Luis estuvo a un paso de ser estafada
La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) informó ayer que la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis (cerrada) de Santa Cruz intentó comprar acciones de la empresa Sider Este, constituida supuestamente para la explotación del Mutún, la cual, sin embargo, no funcionaba y no tenía documentación.
“Nos llamó la atención en nuestra revisión que la cooperativa San Luis estuviera comprando acciones en la empresa Sider Este, que es una empresa constituida para la explotación del Mutún en Santa Cruz”, comunicó la directora ejecutiva de la Asfi, Lenny Valdivia, quien al enterarse de esta compra cursó una nota a la Autoridad de Empresas para que inicie una fiscalización y se establezca si esta compañía estaba funcionando de forma legal.
La autoridad explicó que la investigación buscó establecer incluso el valor de las acciones que San Luis había intentado adquirir de Sider Este. Con la fiscalización de la Autoridad de Empresas, la Asfi hizo que se “revierta esta operación” e indicó a los ejecutivos de la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Luis que no aceptarían esas operaciones que estaban observadas.
En base a la última resolución de la Autoridad de Empresas que recibió la Asfi, enviado hace tres semanas, se conoció que la  empresa Sider Este “no estaba funcionando, no tenía libros contables” y aparentemente habían detalles que no eran claros.
La Asfi procedió a la revisión de unas 21 mil cuentas de caja de ahorro y depósitos a plazo fijo (DPF) tras la quiebra técnica de la cooperativa San Luis a mediados de agosto, pese a que la entidad reguladora le recomendó el cese de operaciones en 2009. Los socios aún esperan la devolución de sus ahorros de acuerdo al plan acordado.