Páginas vistas en total

sábado, 1 de septiembre de 2012

Windsor Goitia Chappy el "gran estafador" dueño de Roghel utilizó la propaganda, la justicia, la ley a su favor hasta que todo se descubrió y apareció la ESTAFA PIRAMIDAL prohibida por Ley

Si Finsa operó durante 11 años Roghel lo hizo entre el 2004 y el 2008 especialmente entre Santa Cruz y La Paz, aunque en el final de su tiempo habíase instalado en 6 de los 9 departamentos. En todas esas oficinas realizaba la "captación de recursos", la devolución tenía lugar en otros escenarios, garages, restaurants, hoteles que alquilaba eventualmente.

las autoridades de ASFI reconocen que ya en el primer año dio Roghel señales de estar en actividades non sanctas, la estafa estuvo más o menos tipificada como "una estafa piramidal",  o sea beneficiar  a la cúspide del triángulo, con el soporte de la base. 15 mil personas fueron víctimas de la estafa. Curiosamente al igual que FINSA operó en sus inicios en Cochabamba (Oruro fue la cuna de FINSA, aunque engordó y murió en Cochabamba). los organizadores, hoy supuestamente en la cárcel ofrecían por todos los medios 3 actividades: Programa del automóvil propio, de la casa p ropia y de la implementación de la empresa propia.

utilizando aspectos legales de la legislación, muy bien estudiados para no identificar el delito, los asociados en forma voluntaria se obligaban a la entrega del 30 hasta el 40% del costo de cualquiera de los bienes elegidos, coche, casa, negocio, hasta dentro de los 180 a 200 dias de firmado el contrato recibía el bien elegido. el resto del 70 o 60% debería ser cubierto por la empresa Roghel. Lo piramidal aparece más visible cuando Roghel introduce el programa "individual" deposita dinero sobre el que recibe 10% mensual (qué escándalo) aunque la empresa cobra la comisión del 15% por una sóla vez para enmascarar el engaño. Si el socio presentaba a una tercera persona cobraba la comisión, y así sucesivamente hasta ir multiplicando la base con cuyo dinero pagaban a los de muy arriba, cada vez en número menor...al comienzo no hacía casi ninguna propaganda, se desenvolvía en cierto secretismo, como cuando Arévalo recibía en su despacho a personas "respetables", sabe? FINSA quiere colaborarle, necesita usted dinero, si realmente lo necesita (tratándose de casos de salud especialmente) le podemos adelantar hasta tres meses de interés. las víctimas caían como moscas, recuerdo bien el caso de un compadre mío, general de ejército, que me comentó entre lágrimas que el Sr. Arévalo "es tan bueno" que de los 15 mil dólares que hemos depositado, me adelantó el interés de tres meses para viajar a Buenos Aires y atender a mi salud. más tarde supe que para obtener el dinero en efectivo mi compadre vendió un piso que poseía en La Paz, depositó su dinero en FINSA, recibió el anticipo de tres meses de alquiler, nunca sospechó que al volver de Buenos Aires después de algunas semanas, FINSA había dejado de existir, nunca más recuperó el monto de su dinero.

volviendo a Roghel se convirtió como FINSA en un gran anunciador. su presencia en las Ferias Internacionales con sendos stands de exposición y colocación "de acciones" fue notoria, canales de TV y productores de moda, los más caros contaban con sus auspicios y por supuesto con su respaldo. el propietario Windsor Goitia Chappy se presentaba como consultor para estudios de mercado, de encuestas y de asesoramiento en materia de productividad financiera. nada decía su presentación de la captación de dinero, esto pretendía pasar desapercibido.

cómo hace usted para conceder tantos beneficios, supuestamente el 50% del coche, de la casa, del negocio propio...ah respondía es que tengo negocios que rinden bien, joyas semipreciosas, patentes para ahorrar agua, parches de calor y máquinas de gimnasia...estos negocios los exploto en el exterior y participo en operaciones financieras de alto riesgo...a la hora de la verdad según lo describe Elisabeth Paravicini en su libro Estafas Piramidales, nada era verdad, todo ello era una gran mentira, descrita apenas en papeles. en la investigación nunca presentó documentación fehaciente. Goitia Chappy era un gran parlanchín, como ex-pastor de una Iglesia protestante, poseía la capacidad de convencer a la gente.

Al parecer la ASFI encontró contravenciones a la Ley de Bancos y entidades financieras, conminado a cerrar el negocio, desoyó la voz de la autoridad y siguió adelante hasta que ASFI clausuró sus locales un año después y denunció al Ministerio Público y a la Justicia hasta lograr la detención de Goitia en el penal de San Pedro el 26 de febrero del 2008. No se crea que entonces terminó la historia. Goitia Chappy desde la cárcel movilizó a los afectados para reabrir los locales, por la fuerza de movilizaciones, de huelgas, de bloqueos, de campañas mediáticas, pagadas por el mismo Goitia Chappy, a la par que sus abogados pretendían descalificar a ASFI y revertir las medidas, desinformando a los interesados. Los "ahorristas" llegaron al convencimiento de ser Goitia el estafador. le iniciaron más de UN MIL juicios que todavía están en ejecución...se había cometido una gran estafa en La Paz y Santa Cruz.

No hay comentarios: