Páginas vistas en total

sábado, 22 de septiembre de 2012

Evo paralizado. no atina a elegir entre cooperativismo y estatismo. su parálisis se contagia al colectivo minero. no hay una solución. conflicto sin salida aparente. Previus


Previus. Lo que hoy se conoce como "cooperativismo minero" no es otra cosa que un tremendo, enorme aparato de poder. es el mismo que durante octubre negro, hizo presencia en La Paz y El Alto y puso la dinamita y parte de los muertos para que Evo llegase al poder. Son varias obras que describen el proceso histórico político social, que sitúa a "los cooperativistas en primera línea" apostaron fuerte por el MAS y salieron victoriosos, llegado Evo al poder, le pasaron factura, mayores concesiones, puestos de mando en el propio Gobierno, hasta que vino el conflicto de Huanuni. Los "asalariados" para distinguirlos de los "copes" coparon las áreas de concesión, recordar que la gestión del Vice García fue inútil, los primeros lograron el control total, previo un baño de sangre 16 muertos y varias decenas de heridos. Resultó una clarinada de alerta y cesó la presencia de los "copes", en verdad cuadrillas de trabajadores a destajo comandados por "cabecillas" que son pequeños empresarios que copiando a los antiguos "barones del estaño" proveen a sus trabajadores de pulpería barata, transporte, vivienda, adelanto salarial y explotan la mina al más "asqueroso estilo capitalista" sin ninguna seguridad física, ni social, sin pagar impuestos ni llevar planillas, ni sistemas administrativos que no sea "de boca a boca". El Gobierno se llevaba bien con el grupo de poder hasta que, surgió el tema de Colquiri y la explotación de una beta megamillonaria comparable con la beta "Salvadora" que dió fama y fortuna a Simón Patiño hasta convertirlo en uno de los hombres más ricos del universo (1940-1975)
La corriente "socialista" focalizó la explotación de recursos naturales no renovables como algo impropio, ajeno a tal ideología. De producirse el fenómeno se haría tolerable y aceptable siempre y cuando estos recursos engorden al Estado, de ninguna manera a los particulares, así se denominen "cooperativas". Ganó terreno en el debate ésta última forma de explotación estatal.
Confrontado Evo con otros regímenes "del sistema" queda sin opción. Desechar toda forma que no sea estatista, si bien toleró las excepciones como algo paliativo y temporal hasta que llegó la hora de la verdad. Cuánto tiempo más podrá esconder la cabeza como el avestruz? Difícil presagiar, lo cierto es que el tiempo de agota y no le queda más. Si logra engañar otra vez a "los copes" será por muy poco tiempo. De ahí que pidan "un contrato a largo plazo".

ERBOL. El reinicio del diálogo tripartito previsto para la mañana de hoy, entre mineros cooperativistas, asalariados y el gobierno, nuevamente fue postergado y sin fecha próxima.

Los mineros asalariados faltaron a la cita. Argumentaron que debido a su asistencia al ampliado nacional de la Central Obrera Boliviana (COB) en Cochabamba, no pudieron estar presentes en la reunión en la ciudad de La Paz.

El pasado viernes, luego de reiniciada la reunión con los tres estamentos, en instalaciones del Fondo Nacional de Desarrollo Rural (FNDR), los mineros asalariados abandonaron la misma. Señalaron que el gobierno carece de propuesta.

El comunicado enviado por los asalariados al ministerio de Gobierno señala:   “recibimos la nota (para la reunión) cuando el ampliado de la Central Obrera Boliviana en Cochabamba continuaba con las deliberaciones sobre la mina y el conflicto (en Colquiri) por lo cual los ejecutivos de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia no se encuentran en la ciudad (de La Paz) y se hace imposible su presencia en la reunión”.

Los representantes de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), protestaron por este hecho y dijeron que esta actitud de los asalariados muestra su falta de voluntad para resolver el problema.

“En base a la convocatoria de las autoridades de Gobierno, las veces que nos han convocado siempre nos hemos hecho presente. Queremos demostrar en base a esta convocatoria que la otra parte (asalariados) en cinco ocasiones no ha asistido y sin embargo tienen a nuestros familiares rehenes en Colquiri”, denunció Moisés Medina, secretario de minería de Fencomin.

El ministro de Trabajo, Daniel Santalla señaló que no se tiene una fecha prevista para retomar el frustrado diálogo por lo cual se espera la disposición de ambas partes para reunirse.

“El gobierno está haciendo todo el esfuerzo necesario y viendo la posibilidad de buscar una solución al conflicto que se viene atravesando por más de dos semanas, los interesados también deben poner de su parte para solucionar de una vez”, señaló.

Los mineros sindicalizados insisten en la reversión total del yacimiento de Colquiri para su explotación por la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), en tanto que los cooperativizados exigen el cumplimiento del decreto supremo 1337 que les entrega la veta Rosario, Rosario N y Rosario D.

Uso de explosivos

El Ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que ya se tiene el borrador del decreto que busca sancionar a aquellas personas que usen dinamitas o cualquier otro tipo de sustancia explosiva en manifestaciones sociales.

Romero recordó el anuncio que hizo el primer mandatario la víspera sobre la elaboración de una norma para sancionar el uso de explosivos, así también el planteamiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que deploró el uso de dinamita en las movilizaciones.

“Hay un sentimiento en la opinión pública que expresa el repudio de la población al uso de dinamitas y otro tipo de explosivos en manifestaciones porque expone a la población”, aseveró.

El artículo 4 del proyecto de decreto supremo indica que la tenencia y uso de explosivos y sustancias químicas, definidas en el artículo 2, en manifestaciones sociales, dará lugar a su inmediato decomiso por parte de la policía.

El parágrafo 2 señala que las personas que sean encontradas en posesión de material explosivo, serán aprehendidas y remitidas al ministerio publico a efecto de iniciar las investigaciones previstas en la ley.

No hay comentarios: