Páginas vistas en total

jueves, 31 de diciembre de 2009

estafados por confiar en promesas. otra vez falla superintendencia de bancos por permitir captura de dinero a especuladores. la denuncia es de ED, SC

Guider Arancibia Guillén

El policía activo Diether N.C y el ciudadano peruano Günter F. son buscados con mandamiento de aprehensión tras haber sido denunciados como responsables de una estafa en cadena.
El fiscal Ángel Álvarez informó de que el policía y el extranjero figuran como gerente y administrador, respectivamente de la casa de préstamos Diether, que funcionaba en la calle siete del barrio La Colorada, cerca al quinto anillo de circunvalación.
Las oficinas fueron intervenidas por la Fiscalía y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Los Lotes.
Alvarez aseguró que ante la denuncia de varias víctimas se procedió a retirar del lugar computadoras, documentación y muebles.
Según las primeras investigaciones de la Policía, la casa ofrecía préstamos con pocos requisitos y bajo interés. Había como tope créditos de $us 800 si una persona estaba interesada en esa suma tenía que depositar $us 150, llevar como invitados a dos ciudadanos y cada uno también debía depositar $us 150, haciendo un total de 450. Los dos invitados también podían optar a préstamos siguiendo las mismas reglas.
Había préstamos en moneda nacional; el tope era Bs 800. Para acceder a éste había que seguir las mismas reglas que la del préstamo en moneda extranjera.
Carola Cadima y Francisca Zabala denunciaron que fueron víctimas de estafa junto a muchas personas. “Después de depositar la plata nos dijeron que en diez días salía el préstamo, pero nunca nos dieron ni un centavo”, dijo Cadima.
El fiscal Álvarez aseguró que los responsables alquilaron la casa y que tenían sucursales en Montero y Trinidad (Beni) donde hacían lo mismo. El policía asignado al Batallón de Seguridad Física y el extranjero fugaron.
El coronel Germán Arzabe, jefe del Batallón, confirmó que el agente pertenece a esa unidad y que hacía servicio como encargado en un banco de la capital. Sin embargo, hizo conocer que hace dos días no se presenta a trabajar y que no justificó su ausencia, por lo que deberá responder a las acusaciones de estafa presentadas en su contra.

Las víctimas hacen vigilia en el inmueble
Varias personas que fueron víctimas de estafa se instalaron ayer en el inmueble donde funcionaba la casa de préstamos Diether, en la zona de La Colorada.
Los estafados aseguraron que el negocio abrió sus puertas en octubre y que ilusionó a mucha gente con el cuento de los préstamos que resultaron ser una estafa.
El fiscal Ángel Álvarez afirmó que, a solicitud de los afectados, se procedió a la detención de 18 empleados, pero luego se los liberó al no encontrar en su contra indicios de culpabilidad.
Álvarez dijo que más bien los empleados fueron engañados porque no se les pagó sus beneficios sociales y que ahora se busca a los verdaderos responsables, es decir, al policía y al peruano. “Parece que este negocio fue bien pensado porque lo abrieron para estafar durante un corto tiempo”, comentó el fiscal.
Afirmó que se inició una investigación por los delitos de estafa agravada y asociación delictuosa.


No hay comentarios: