Páginas vistas en total

martes, 30 de junio de 2009

Herrera Sánchez del directorio de la Cooperativa de Teléfonos está detenido. se cumple así lo anunciado. tratan de amedrentar a las cooperativas cambs

Marco Chuquimia. La Paz

El gerente general de la Feria Exposición de Santa Cruz (Fexpo), Mario Antonio Herrera Sánchez; el gerente de operaciones, Roberto Justiniano Áñez; y el ayudante de campo, Eduardo Sosa Chávez, fueron aprehendidos ayer por indicios de nexos con el supuesto grupo terrorista de Eduardo Rózsa.
El fiscal que investiga el caso, Marcelo Soza, explicó que Herrera, como directivo de la Fexpo y miembro del directorio de Cotas, autorizó la instalación del Internet que tenía el grupo de Rózsa.
Sobre Justiniano Áñez explicó que estaba encargado de lo que ocurría internamente y que tenía las llaves de los diferentes stands, de acuerdo con las declaraciones de la ejecutiva de Fegasacruz, Marbel Villarroel. Sobre Sosa Chávez aseveró que existen fotografías y testimonios de personas que lo vinculan con el presunto grupo subversivo. La autoridad del Ministerio Público dijo que, al margen de sus declaraciones, los datos que aportaron los convocados servirán en la investigación y calificó los testimonios como ‘valiosos’.
Otras tres personas, Ricardo Moreno Antelo, jefe de campo; José Hurtado Duabyakosky, gerente administrativo; y Erman Mendoza Sameja, tractorista de la entidad, también prestaron sus declaraciones. No fueron detenidos porque Soza aseguró que no había elementos que indiquen su culpabilidad.
Los abogados que acompañaron a los declarantes, Abel Montaño, Ernesto Guiraldes y Edwin Tapia, denunciaron arbitrariedades del Ministerio Público porque los convocados acudieron a declarar de manera voluntaria. Montaño dijo que tal era el espíritu de cooperación que comparecieron ante el fiscal pese al conflicto de competencias que existe entre Santa Cruz y La Paz.
El profesional afirmó que los ejecutivos vinieron a presentarse porque se consideran inocentes y no tienen nada que ver con los hechos. “La Fiscalía los acusa de terrorismo y ésas son palabras mayores”, lamentó Montaño. Guiraldes, por su parte, tildó la detención como ilegal y señaló que acudieron porque consideraron que era un ‘deber jurídico’ y que los personeros que fueron a declarar ‘no tienen nada que ver’ en la denuncia de la Fiscalía.
Dijo que las fotografías que exhibieron los investigadores y el fiscal no son prueba sino indicios, y que por eso no pueden ser encarceladas las personas; el otro argumento de la ilegalidad es la incompetencia de la jueza.
Edwin Tapia dijo que la defensa no tuvo “acceso pleno” al cuaderno de investigaciones y mencionó que las supuestas pruebas que exhibió el Ministerio Público pueden ser rebatidas incluso porque “en esta era digital se puede hablar de fotomontaje”, y que ese extremo se debe dilucidar en la audiencia que fijarán las autoridades.
Soza manifestó que tiene plazo para presentar la imputación hasta hoy al mediodía y que la jueza, en horas de la tarde, fijará la audiencia de medidas cautelares, que puede realizarse el miércoles. Los cargos imputados son terrorismo y complicidad.
Esto provocó la reacción del Comité pro Santa Cruz, que citó a una reunión de directorio ampliado para hoy, en la que se convocará una Asamblea de la Cruceñidad. “Junto al Consejo de Derechos Humanos hemos decidido pedir a los citados que no se presenten a declarar a La Paz. Este fiscal es un abusivo, porque no tiene jurisdicción para privar de su libertad a tanta gente”, dijo Luis Núñez, presidente del Comité.
En un lacónico comunicado, la Fexpo aseguró: “Confiamos en que dicha situación (la cautelar de sus funcionarios) sea resuelta con equidad y eficiencia, ya que la institución y sus personeros han cooperado en todo momento con la investigación”.

sábado, 27 de junio de 2009

primeras reacciones de los trabajadores de COTEL. nos protege contrato colectivo. no hay despido. queda descubierta primera finalidad colocar masistas

Los trabajadores de la Cooperativa de Teléfonos de La Paz (Cotel) cuentan con un contrato colectivo que los protege y evita la reducción de sus salarios, lo que impediría el plan de reestructuración y austeridad de la intervención de la empresa.

El 24 de enero del 2001, Cotel, representada por la Intervención (gestión de René Bustillos) y el Sindicato Único de Trabajadores de Cotel, suscribieron un contrato colectivo de trabajo, que fue homologado por el Ministerio de Trabajo, mediante Resolución Administrativa (RA) 006/01.

“El contrato colectivo es un documento que se ha presentado al Ministerio de Trabajo. Son conquistas laborales referidas a la antigüedad y carrera administrativa de los trabajadores”, dijo ayer el secretario ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de Cotel, Emilio López.

Cuando los trabajadores ingresaron en huelga, el 16 de junio de este año, el entonces principal ejecutivo de Cotel, Fernando Dips, anunció despidos, “en el marco del contrato colectivo vigente”.

Por su parte, el viceministro de Empleo, Servicio Civil y Cooperativas, Rodolfo Illanes, aseguró ayer desconocer sobre el tema. “No tenemos conocimiento de un contrato colectivo, por lo que debemos averiguar”.

Denominado también ‘convenio de trabajo’, el documento garantiza temas como salarios, horarios, descansos, vacaciones, licencias, condiciones de trabajo y despidos. De esa forma, el Sindicato tiene la potestad de negar el retiro o despido de un trabajador, en contra de una determinación o de la Intervención. “Esa es su arma. Con ese contrato son intocables y eso les sirve para extorsionar a los trabajadores”, afirmó una ex consejera de la cooperativa.

El viceministro Illanes indicó que en caso de verificar la existencia del contrato colectivo, se analizarán los alcances y si fue homologado por el Ministerio de Trabajo. “Debemos investigar bajo qué condiciones se firmó ese contrato”, agregó.

OTROS DATOS

La intervención • El 18 de junio, el Ministerio de Trabajo intervino Cotel, inicialmente por 90 días, para realizar investigaciones y auditorías.

Austeridad • El interventor César Böhrt y su equipo ejecutivo determinaron reducir sus sueldos a menos de lo que gana un viceministro e instaron a los trabajadores a tomar esa misma decisión de austeridad.

jueves, 25 de junio de 2009


Ninguna Cooperativa acepta Intervención

Mauricio Aira

Preámbulo: Cuando visitamos por primera vez la Cooperativa Mondragón en el norte de España y tuvimos el privilegio de repasar en sendos recorridos por sus unidades productivas los principios ideológicos que explican el éxito de su crecimiento indetenible fuimos confirmados en la Fe Cooperativa y la adhesión al gran movimiento que ha convertido a la Corporación en el primer grupo económico del País Vasco y en el séptimo de la Península Ibérica (durante muchos años fue el cuarto o el quinto grupo de mayor potencial) La circunstancia de haber sido intervenida la mayor cooperativa del departamento de La Paz, Bolivia (COTEL) por órdenes del gobierno de Evo Morales da paso a ciertas puntuaciones que no pueden ser soslayadas. De entrada reproducimos un corto artículo publicado en nuestro blog: www.boliviainfo.com luego Cooperativismo Solidario:

Aquí nació la Cooperativa Mondragón

Teniendo como valores: La Educación, la Democracia, la Solidaridad y el Trabajo.
Teniendo por ideología: El Humanismo Progresista de Ética comprometida
Teniendo por principios: 1. La Libre adhesión, 2. La organización democrática, 3. Soberanía del Trabajo, 4. El carácter instrumental y subordinado del capital. 5. La Participación en la gestión, 6. La Solidaridad retributiva, 7. La Intercooperación, 8. La Transformación social, 9. El carácter universal y 10. La Educación como principios. Mondragón proclamó que el Cooperativismo no lucha por liberar al hombre de la servidumbre sino que pretende que sea el propio hombre, cada uno desde su propia circunstancia el que busque su liberación. Por eso el Cooperativismo considera al hombre sujeto y no objeto de las acciones sociales, de los procesos políticos y los objetivos económicos. (ver imagen de la derecha superior)


Partiendo de la libre adhesión que originó la existencia de COTEL en la que sus miembros asociados decidieron organizarse democráticamente, es decir por cada socio un voto, tanto para la elección de los socios responsables del funcionamiento de la unidad, respetando las áreas tradicionales en que se organiza, esto es un Concejo Administrativo, otro de Vigilancia , cuanto para el control y buena marcha de la unidad, además de todos los comités necesarios, según las finalidades y características que puedan garantizar la participación gestionaria, la Cooperativa es la mejor forma que se conozca hasta hoy para llevar a feliz término las aspiraciones colectivas de un determinado núcleo humano. En el caso que nos ocupa de los servicios telefónicos.

No se puede aceptar una intervención foránea bajo ningún pretexto. En el caso de COTEL se aducen malos manejos financieros y tal cual se esperaba vánse descubriendo “escándalos administrativos” que pueden hacer pensar en una justificación del acto de intervenir, esto es de violar el principio de independencia que debe existir en la sociedad para que funcione el sistema cooperativo. No es posible aceptar como legítima la socorrida “maniobra que se exhibe” de cuando en vez para explicar la intervención de fuerzas políticas interesadas en tomar el control político de las cooperativas. Dónde queda entonces la autoregulación, el autocontrol administrativo y societario que poseen las cooperativas con total capacidad y posiblidad de descubrir y enmendar errores, enderezar acciones gerenciales o administrativas que entran en el plano de la contradicción o que comprobadamente provoquen daños y perjuicios al sistema.

Cuando se advierten fallos en la conducción cooperativa inmediatamente suenan las alarmas en el concejo administrativo que registra las anomalías en las actas que son periódica y sistemáticamente revisadas por “los vigilantes”. Si “los administradores” desoyen las llamadas de atención y no corrigen entonces los primeros tienen todo el poder para convocar al colectivo y presentar sus informes y sugerencias para enderezar la vida de la Cooperativa.

Lo que tratamos de explicar es que una cooperativa posee los mecanismos para automedicinarse y cortar las irregularidades. Si ello no sucede están los organismos paralelos del sistema cooperativo en el caso de ahorro y crédito sus agrupaciones distritales o nacionales, en los de consumo o servicios lo propio de manera que la solidaridad invocada por los principios ideológicos se aplique sobre todo para mantener la unidad del sistema. Así ha ocurrido con Mondragón desde sus inicios en 1956 cuando un joven sacerdote tuvo la feliz iniciativa de arrancar con la producción de los anafes a kerosene conocidos en el mundo entero “fagor” hasta el día de hoy con más de cien mil asociados, 85 mil trabajadores, y que constituye la mayor empresa cooperativa a nivel mundial.

Que dentro de la cooperativa existe descontento resulta natural, que personas sin escrúpulo impulsan soluciones desde fuera en lugar de encontrarlas dentro, no resulta nada extraño, sirva de ejemplo, la acción de un puñado de disconformes de COMTECO (la similar de Cotel, pero en Cochabamba) que han venido propalando descrédito, desinformación, intriga y daño permanente, organizados en grupos de propaganda que, curiosamente funcionó en plena Plaza 14 de Septiembre durante largo tiempo. Los grupos en cuestión perseguían “la intervención de COMTECO y la destitución de sus ejecutivos (el personal gerencial) y de Directores. Lo incorrecto está en secundar tales despropósitos con fines de copamiento político sea por partidos o sectores de partidos que ven en las cooperativas un instrumento de acción política como fuente de empleo para sus militantes o como pivote para la maniobra.

El tema no termina aquí, por cuanto no se advierte una protesta principista de los cooperados en COTEL. Porqué no se publica ninguna reacción interna y oficial que hubiera seguido al abusivo despliegue policial de la intervención, verdadera afrenta al movimiento cooperativo. Es tan grande la desinformación que tuvieron extraordinaria acogida las voces de descontento que bajo el pretexto de defender su cooperativa permitieron y justificaron la intervención. Tal cual ocurrió en ocasiones precedentes no tardaremos en conocer que el remedio resultó peor que la enfermedad. Los excesos administrativos y otros serán pronto conocidos por el colectivo afectado.

lunes, 22 de junio de 2009

Palo Santo nos previene después de COTEL vendrá COMTECO y luego TELECEL porque la angurria del MAS pide más pegas y mayor control para robar las coope


Desde hace tiempo las cooperativas telefónicas se encuentran en la mira del gobierno. Se trata de un botín demasiado apetitoso para que pase desapercibido para los angurrientos impulsores del “proceso de cambio”.

La intervención de la Cooperativa de Telefónos de La Paz (Cotel) fue la culminación de todo un plan meticulosamente aplicado, con la paradójica complicidad de los ejecutivos de la institución, quienes viabilizaron la sistemática incursión de los masistas en la empresa.

Los principales operadores de esta paulatina toma de Cotel fueron el grupo conocido como “los satucos”, dirigidos por el diputado masista Gustavo Torrico y la Central Obrera Regional de El Alto, encabezada por Edgar Patana.

Ambos grupos consiguieron una serie de prebendas que fueron generosamente concedidas por el presidente del Consejo de Administración, Fernando Dips y del Consejo de Vigilancia, Jaime Siles, con el compromiso de no ser molestados y poder prolongar su gestión contra toda norma estatutaria.

Sin embargo es axiomático que cuando se tiene una parte del poder se acaba por pretenderlo todo. Una concesión conlleva otra.

En principio diputados “satucos” como Humberto Equiapaza se hicieron cargo del servicio de fotocopiadoras en el edificio principal de la empresa y, más aún, impusieron el nombramiento de sus miembros en importantes cargos de la cooperativa. El también diputado René Ramos era un asiduo concurrente al despacho de Dips y se sabe que sus visitas no eran de cortesía.

Patana, por su parte, no se quedaba atrás y logró colocar a varios de sus allegados en la cooperativa. La presión que ejercía era permanente y las amenazas de movilizaciones, constantes. Como se sabe, el dirigente alteño utiliza idénticos métodos en la Aduana Nacional.

Dips y Siles se doblegaban fácilmente ante las presiones y más de un dirigente sindical alteño exigía que se le de servicio telefónico en forma gratuita o pedía aportes para supuestas atenciones médicas para él o sus familiares.

Cotel debió también poner dinero para solventar movilizaciones de los alteños contra el parlamento nacional, pero seguramente las auditorías anunciadas por el interventor no arrojarán mayores datos sobre este tema.

Los dirigentes del sindicato de trabajadores de Cotel tampoco se caracterizaron por su honestidad. La lista de sus familiares en las planillas de la empresa es larga, sus salarios y bonos nada despreciables frente a un servicio deficiente del que son víctimas los “socios” de la cooperativa, que jamás recibieron un beneficio por sus acciones y menos aun explicaciones del manejo de la institución.

Fernándo Dips abrió la puerta y los masistas entraron en tropel. Es sugestiva la tranquilidad con la que recibió la intervención y existen elementos para suponer que desde un principio existió una especie de “pacto” con el gobierno.

En suma, en Cotel todos metieron la mano y quebraron a la cooperativa. Los únicos perjudicados resultan ser los usuarios y, peor aún, podría ser el preámbulo para que el gobierno ejecute acciones similares en otras cooperativas telefónicas del país. Cotas de Santa Cruz es la que sigue con el argumento de un supuesto apoyo al grupo “terrorista-separatista” de Rozsa.

Si la intervención de Cotel y eventualmente de otras empresas, tendría el propósito de acabar con la corrupción, el nepotismo y el mal servicio, el apoyo de la población debiera ser unánime, pero si están los masistas de por medio, la medida no es más que el cambio de una mafia por otra.

sábado, 20 de junio de 2009

confirmando nuestros propios temores, el MAS encuentra motivos y fabrica la intervención de COTEL, aunque no interviene YPFB, ni Caminos, ni Canal 7,


No hay puntada sin hilo

Como ya tenemos aguzado el oído, evidentemente y desde el primer momento nos llamó la atención la intervención de COTEL, pero, aunque sabíamos que esto traería cola de paja y con seguridad era la primera puntada de una más larga y un pinchazo más profundo que posiblemente de el MAS a las cooperativas, vamos a esperar pacientemente, auscultando los signos para ir viendo los primeros síntomas de evidencia de la enfermedad.

La toma de COTEL puede ser el mejor pretexto, el mejor argumento y el comienzo de lo que será la ingerencia del gobierno a través de los nuevos mecanismos de control social que el Ejecutivo planea implementar en las cooperativas. Por supuesto que la corrupción es incuestionable, pero no creemos que este sea el motivo principal que llevó a decidir la intervenciòn de la mentada cooperativa; consideramos que este es sólo el hilo para comenzar a dar las puntadas que permitan la toma de las cooperativas cruceñas, las cuales son el botín anhelado por el gobierno, por todo lo que sueñan hacer y deshacer a través de ellas.

En la época en que el gobierno afirma haber constitucionalizado las autonomías, nada es más engañoso que este concepto, pues todo está cada día más centralizado y tomado por el poder central que va camino a engullirse el país, las empresas, los empresarios y el sistema cooperativo cruceño, entre los emprendimientos ciudadanos de asociación.

El embrollo de Cotel, es ahora el hilo con el que el gobierno puede comenzar su tarea de desovillar y desbaratar el sistema cooperativo, el cruceño, por supuesto, porque este sería el blanco y objetivo.

El déficit de 34 millones de bolivianos de Cotel, la prórroga ilegal de los miembros de los consejos de Administración y Vigilancia, las denuncias de corrupción y el ejercicio de acusaciones de parte de los trabajadores contra los ejecutivos por compras fraudulentas y no autorizadas por más de 16 millones de dólares, son el ejercicio, la calistenia para comenzar a ejecutar el plan de tomas de cooperativas cruceñas.

No decimos que COTEL sea ni por cerca una cooperativa modelo y que las acusaciones sean falsas, pero es que no son las únicas acusaciones de corrupción, porque tenemos los camiones de contrabando, YPFB en el ojo de la tormenta, Transredes y todas las nacionalizaciones, ENTEL y todo todo lo que bajo este concepto ha hecho hasta ahora el actual gobierno y que no ha sido transparente y que deja un reguero de cuestionamientos y de malos manejos y corrupción que hiede por donde se camina, pero precisamente se elige a COTEL, para que esta sea intervenida y sentarle la mano a la corruptela chica, cuando la corruptela grande es encubierta y la manejan los de cuello y guante blanco desde lugares de privilegio del Ejecutivo y los sindicatos, situación que está siendo denunciada y archivada en forma reiterada.

El Ministerio de Trabajo fue el que dispuso la intervención de COTEL, los trabajadores fueron los denunciantes, es una compañía telefónica la denunciada de actos de corrupción y manejo discrecional en la persona de sus consejeros que prorrogaron su gestión al doble de su mandato, etc, etc, y las analogías, las coincidencias, las puntadas a las que se quiere llegar son demasiado evidentes al punto que resultan descaradamente coincidentes con los planes que se deduce que están en ciernes.

Por supuesto que la situación de COTEL es preocupante, pero la de YPFB, la de ENTEL; TRANSREDES, CAMINOS; y no pararíamos de enumerar las empresas que ahora están en manos del Estado y que presentan una situación no sólo preocupante sino alarmante, visiblemente poco transparente, donde la corruptela es de millonarias sumas, mucho más graves para las arcas del Estado y para los ciudadanos bolivianos que el servicio de Cotel, que arroja perdidas y perdidas pero menores a la de YPFB, a Caminos que en una licitación fraudulenta se come millones del erario público, al famoso Plan de Vivienda Social en donde el principal implicado salió libre de pluma y paja y todos los viceministros del área quedaron a sus anchas, sin ningún tirón de orejas siquiera y seguirán haciendo ratoneras horrorosas a precio de oro para que con el pretexto de que los pobres tengan su casita los ministros y viceministros y sus socios hagan plata rapidito y tengan sus casotas y sean igual de manos largas que todos lo que los antecedieron en los regimenes anteriores.

El caminito ya está hecho el Ministerio de Trabajo ha pedido de los trabajadores ha intervenido la cooperativa, nombra un interventor y en 90 días tiene dizque va a poner en orden todo lo que está ocurriendo dentro la cooperativa, según remarcó Illanes, quien dijo con inusual actitud diligente que las denuncias de los socios y de los trabajadores deben ser investigadas por el Ministerio Público, anticipando que “tienen bastante fundamento”.

Nos olvidábamos de la famosa bancarrota de Canal 7, que compró equipos a precio de diamante de 80 kilates y nadie estuvo presto a intervenir al canal, más bien se le puso más plata encima y sigue como presidente del directorio el Ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana. Pero en COTEL, qué casualidad que haya causado revuelo la denuncia sobre la disposición de patrimonio, sin consentimiento de los socios, en la compra de Supercanal, en 9 millones de dólares y otra reciente, la adquisición de la operadora de cable de Santa Cruz ITS, por 7 millones de dólares. Vaya disparidad, qué eficientes son para un caso y tan vista gorda y sordos para otros.

También dicen que las planillas se incrementaron en forma exorbitante y que “Realmente son hechos que pasan lo irracional y llegan a lo intolerable”, según han expresado los interventores, fiscales, allanadores, ¿pero y los otros hechos son tolerables? ¿por qué?, haber expliquénnos por qué son tolerables.

No nos jodan con sus historietas y sus cuentos del tío, hay hastío, sólo podemos decir que esto es pura picardía y que estamos convencidos que esta puntada tiene un hilo largo y se va a encargar de darle un pinchazo profundo a las cooperativas cruceñas. (Autora: Centa Reck, medio Hoy Bolivia)

jueves, 18 de junio de 2009

tal cual lo anunciamos ahora el MAS empieza su operación "toma de cooperativas" porque allí reside el poder social, el control democrático,el servicio

El Gobierno intervino el jueves la Cooperativa de Teléfonos de La Paz (Cotel) por 90 días para institucionalizar esta compañía cuyos trabajadores se encontraban en huelga siete días exigiendo la renuncia de los consejos de Administración y Vigilancia, denunciados de actos de corrupción.

"Disponer la intervención de la Cooperativa de Teléfonos Automáticos, Cotel Ltda por un periodo de 90 días, término estimado para efectuar el control gubernamental consistente en auditar los estados financieros y los manejos que considere necesario de emitir información a la Contraloría", señala la resolución aprobada por Ministerio de Trabajo.

Asimismo establece proceder con la reestructuración de la cooperativa y pronunciarse sobre las responsabilidades o remitir a la autoridad que las establezca y proponer los ajustes de los Estatutos en el marco de la Constitución Política del Estado para la aprobación de una asamblea general y convocar a elecciones de acuerdo a disposiciones vigentes.

El Ministerio de Trabajo designó como interventor a César Börth Urquizo para ejercer la responsabilidad legal de Cotel antes las autoridades públicas y otras.

El interventor deberá realizar todos los esfuerzos para democratizar la cooperativa y resguardar el patrimonio de la empresa.

La intervención deja cesantes automáticamente a los miembros del Consejo de Administración y de Vigilancia.

Tras la intervención, los trabajadores de Cotel levantaron la huelga que realizaban por seis días y levantaron el piquete de huelguistas de hambre y anunciaron una asamblea para evaluar la medida.

Los trabajadores habían denunciado un manejo discrecional de la cooperativa y una prórroga irregular de los miembros del Consejo de Administración y Vigilancia. (El anticipo es publicado por Los Tiempos con fuente en ABI)

lunes, 1 de junio de 2009

ahora se vienen a por las cooperativas. está a la vista. no es secreto alguno

dominado el poder político, conquistadas las fuerzas armadas por el dinero de chávez, destruídas las empresas que generaban riqueza, unas cerradas, otras despojadas de mercado (Atpdea) otras nacionalizadas y convertidas en despojos, destruídos los partidos, o al menos en apariencia ahora hay que ir "por las cooperativas" donde reside la clave del poder económico del oriente y otras regiones de Bolivia. se ha dado el caso, por un largo proceso de transferencia de capital y de organización humana, que Santa Cruz ha fortalecido las cooperativas del sector público, aguas, electricidad, teléfonos, parte del transporte y se ha convertido en una tradición que aquellos servicios sean administrados en forma eficiente por grandes unidades cooperativas que constituyen el centro de la actividad económica.
el gobierno del MAS ha intentado de muchas maneras, durante varios años de arrebatar el poder a Santa Cruz y ha llegado a la conclusión de hacerlo de todas maneras recurriendo en éste caso a la chicana y el juego sucio. "vamos a comprometer a su liderazgo con actos de terrorismo. les echamos los muertos del 16 de abril y de haber financiado la presencia y la actividad de mercenarios extranjeros que dicho sea de paso, hasta hoy no ha podido acusarles de nada serio, que no hubiera sido el intento de "organizar células para dividir al país", luego de haber utilizado todos los recursos del estado en propaganda, acción policial, política de masas, desprestigio internacional y el crimen y la intriga, ahora ha empezado una "caza de brujas" pretendiendo acusar a dirigentes de teléfonos, de la luz, del agua y de la ganadería y de la empresa privada de haber financiado "a los terroristas" que están muertos y sus "cómplices están fuera".
sin embargo no le está resultando fácil la maniobra. las cooperativas de servicios en Santa Cruz se encuentran organizadas, jurídicamente imbatibles, gozan de prestigio y solvencia, se hallan en manos confiables, aunque como en toda obra humana, no han faltado hierros, aún cuando un sistema de superación y formación de profesionales y líderes se ha venido ejecutando sin cesar. sin embargo, el miedo está logrando atemorizar a ciertas personas, acusadas en público de lo mismo "terroristas y separatistas", las tienen como paralizadas, todavía no logran reaccionar y reponerse, más ahora que el régimen ha optado por utilizar "fiscales y algún juez" para blandir la justicia como una espada y detener y encarcelar a personas claves.
las maniobras contra el sistema cooperativo, que no se detendrán hasta destruírlas y despojarlas de poder, tienen que ser denunciadas. la prensa independiente, los periodistas que han asumido la denuncia, la investigación y descubrir el fondo de "los operativos masistas" tienen que conocerse también en el exterior, en todo el sistema cooperativo que es grande, organizado, democrático y fuerte sea en España, Estados Unidos, en la Unión Europea, en países vecinos como Argentina, Brasil, Chile. no debe quedar un hueco en la información sin darse.
les pido contribuir al debate con ideas, denunciando hechos y cifras. 
por una Bolivia de Justicia Cooperativa y Solidaria!
Mauricio Aira