Páginas vistas en total

sábado, 29 de diciembre de 2007

Göran Sallnäs cooperativista por excelencia

Un hombre sensillo, dotado de gran sensibilidad por todo lo relacionado con Latinoamérica. Tuvo la iniciativa y asumió la responsabilidad de organizar el Primer Curso Cooperativo, bajo el alero de la Escuela Popular Superior de Trabajadores Campesinos en las proximidades de Estocolmo. Con ayuda de todo el sistema cooperativo sueco (Folkhögskola Runö) se implementó este curso que fue el más largo y más serio intento de integrar a los latinoamericanos en el sistema. De los cientos de refugiados políticos que realizaron el Curso Intensivo de 12 meses, algunas decenas se integraron de por vida al mundo del cooperativismo sueco. Fueron la visión y el empeño de Göran el factor decisivo para la singular empresa!
Posted by Picasa

jueves, 4 de octubre de 2007

Protagonistas de Mondragón

José María Arizmendiarrieta ocupa un lugar privilegiado porque es el catalizador de voluntades y modelador de personas para que actuasen con los valores propios para responder al reto en forma solidaria. Su personalidad se refleja en toda la existencia de Mondragón. Ingresó al seminario pasando al Mayor de Vitoria donde se ordenó sacerdote, después de la pausa de la guerra civil en la que participó como periodista redactor de periódicos republicanos que perdieron la guerra. Aprendió la doctrina social de la Iglesia con un alto nivel intelectual y cultural lo que es contribuyó a su innata sensibilidad social que fue la palanca que impulsó su capacidad para capacitar y formar personas para una sociedad más justa.

La fe religiosa y la vocación sacerdotal le dieron una personalidad austera, con pocas ambiciones personales en lo económico y jerárquico al mismo tiempo que una enorme ambición intelectual y gran pragmatismo, sabiendo integrar teoría y práctica para formar personas capaces de asumir grandes compromisos en la comunidad. La experiencia de Mondragón tiene al sacerdote en el sitial más alto, y es el ejemplo a seguir en todas las coyunturas. Su concepto de trabajo supera al viejo concepto de ser éste "un castigo divino", sino que abre un camino nuevo que ofrece el progreso humano a través de la autorealización, la autoestima y la creatividad. Su visión trascendente de la persona permite superar los planteamientos reduccionistas a los que el excesivo economicismo de los liberales había reducido a la empresa. José María creía que el hombre es el principio y fin de la actividad económica y no un medio, un recurso como se pretende a veces. Su pasión por la solidaridad se traduce en compromiso con los más necesitados, pero no desde un paternalismo cómodo, sino desde el respeto a sus propias posibilidades, personalidad y potencialidad.

Aunque escribía muchas notas y colaboraba en la revista que él mismo fundó, nunca escribió un libro, una tesis o ensayo. Su pensamiento queda en frases, en eslóganes, pero todo todo, en las mentes de quienes compartieron sus afanes y proyectos. José María escribió sobre todo, en los corazones y en las mentes de las personas, los equipos de hombres y mujeres que le conocieron y convivieron con él, y que fueron los depositarios de sus mensajes. Su propio trabajo, y los proyectos que asumieron bajo su orientación. Entre aquellos grupos se citan los de la Juventud Obrera Católica y la Hermandad Obrera, de esos núcleos partirán las primeras iniciativas que crean, a su vez otros grupos de trabajo en un proceso de permanente expansión.

También el deporte resultó siendo su obra como la Juventud Deportiva Mondragón cuyos primeros estatutos sociales redactó personalmente que orientó como labor patrimonial de los bienes cooperativos al servicio de las sociedad donde se desenvuelven. Otro grupo cultural con frecuentes representaciones teatrales orientado a recobrar antiguas tradiciones vascas o las celebraciones navideñas está entre sus ocupaciones.

Otros muchos participaron como empresarios y comerciantes que aportaron su apoyo a José María no sólo económico, sino también en proyectos como la Escuela Politécnica que sería el origen de la Liga de Educación y Cultura verdadero semillero de los técnicos y administradores que continuaron su labor en Mondragón.

Sus múltiples biógrafos no dejan de mencionar a los que recelaban de las ideas y de las iniciativas de José María, creían que vulneraban el orden establecido y consideraban que había que oponerse a su éxito, utilizando políticas alternativas al cooperativismo, de éste modo sin proponérselo estaban contribuyendo al temple de los jóvenes que fueron tomando las responsabilidad en Mondragón. Entre los anónimos protagonistas en los inicios de la Cooperativa han surgido muchos día a día, tarea tras tarea y su aporte ha resultado invalorable, muchos dicen que los cantores fueron muchos, pero el director del coro uno sólo confundido con ellos.

jueves, 20 de septiembre de 2007

Mondragón después de la guerra civil

Pasada la guerra (1936-1939) Mondragón con sus 8.645 habitantes, más los de otros pueblos del Valle de Léniz podía llegar a 25 mil, y estuvo sometida a los rigores posbélicos, dividida social y políticamente entre franquistas y republicanos, la confrontación había sido honda, aún mas marcada entre vencedores y vencidos. La solidaridad pasaba por encima de odios y rencores, aún cuando muchas familias quedaron en la miseria por la muerte, la prisión o el exilio. Apenas se podía sobrevivir.

Los trabajadores y los nacionalistas estaban sometidos a mayor represión que les impedía emprender acciones que llevaran a mejorar las condiciones de vida, tenían que abjurar de sus ideas sociales o políticas si querían evitarse riesgos. En tales circunstancias llega José María la tarea de ser Consiliari de Juventud en la Parroquia, aquella realidad le condujo a encaminar sus esfuerzos para superar las dificultades hasta encontar formas prácticas de trabajo solidario, con iniciativas amparadas por la Iglesia aunque de tinte humanitario, no obstante que muchos consideraban a la Iglesia partidaria de la monarquía franquista. José María organizó grupos de jóvenes en los deportes, la cultura cual paso previo a capacitarlos para la organización y gestión de proyectos sociales.

Les enseñó que no podían quedarse en el lamento sino superar los obstáculos con la acción. "los pueblos crecen en la adversidad y se debilitan en la fortuna". Los jóvenes teminaban su formación a los 14 y muy pocos podían continuar los estudios, entre ellos los hijos de padres que podían contratarlos en la Unión Cerrajera, en la Escuela de Aprendices. El resto engrosaba las filas de simples trabajadores para aprender un oficio mediante la práctica. De su habilidad y la voluntad de los patrones dependía la suerte del joven para acceder a estudios. Ante tal realidad quedaban dos actitudes, la acomodaticia que se daba en los que ya gozaban de confort y bienestar, o la del lamento, por su aciaga suerte de verse sometidos a privaciones de lo más elemental tanto en lo material como en lo social. Ninguna de las dos posiciones agradó al joven sacerdote y les señaló un derrotero nuevo: democracia, solidaridad, autogestión y educación.

Con gran pasión por el cambio José María hizo nacer la Experiencia Cooperativa que ha sido desde entonces el impulso para superar situación dificultosas, y buscando mediante la acción, la solución a los problemas sin esperar que otras personas resuelvan las carencias. La fórmula mágica desde entonces resultó el trabajo solidario.

sábado, 15 de septiembre de 2007

Orígenes de Mondragón

La experiencia cooperativa de Mondragón se extiende a lo largo y ancho de la zona vasca y de Navarra y todavía se la conoce como Mondragón (por la población donde tuvo su orígen) y en vasco o euskera se llama Arrasate. Situado Mondragón al norte de la Península Ibérica, está en pleno corazón del País Vasco, donde hacen frontera España y Francia, las ciudades que la circundan con Bilbao, Vitoria y San Sebastián.

mondragón está profundamente enraizada en la historia, en su seno se desarrolló una actividad artesnal de transformación del hierro y ser asiento de ferrerías, lo que propició el desarrollo de actividades productivas de transformación metálica, entre ellos un taller de cerrajería que para su época estuvo avanzada, hizo de Mondragón un punto de crecimiento económico y social, y la unión de los taller se conoció como Unión Cerrajera, que permitió la creación de otras actividades y el nacimiento de una cultura empresarial.

Las múltiples y diferentes técnicas que era necesario abordar en las empresas desde transformar las materias hata fabricar maquinaria y sacar los productos que diseñaban hizo adoptar la idea de fundar una Escuela de Aprendices, para garantizar la incorporación de jóvenes con cualidades para cubrir puestos productivos en la Unión. Al principio los alumnos tenían que ser hijos de los trabajadores y se admitió tan sólo 12 alumnos por año. De manera ostensible el núcleo formativo generó un espíritu de relación laboral y social que a poco significó un foco de enfrentamiento entre patrones y obreros justamente en el marco de la guerra civil que estalló en 1936 y que duró tres años sin que hubieran desaparecido las causas de beligerancia, así en 1941 nace la Experiencia Cooperativa que coincidió con la llegada al pueblo de su fundador José Mará rizmendiarrieta recién ordenado sacerdote y destinado a ocuparse de los jóvenes de la parroquia. Lo que hizo allí en un pueblo de algo más de 8.500 habitantes nos ocuparemos en nota posterior.

jueves, 6 de septiembre de 2007

Doctrina y Liderazgo Cooperativo

Jorge Grágeda Gutiérrez puso en manos del editor el fruto de sus reflexiones sobre el Cooperatismo en un folleto si bien de pocas páginas tiene un contenido amplísimo de ideas y sistemas para combatir la miseria, la marginalidad y el analfabetismo y las bases filosóficas y los principios que son universales y es que Jorge es un líder innato del movimiento cooperativo boliviano, que ha consagrado su existencia a difundir y enseñar la doctrina en todos los niveles desde modestas unidades cooperativas, hasta las federaciones, y las grandes cooperativas.

Es por tanto justo y oportuno reproducir su mensaje en sucesivas ediciones como cuando nos dice "La solidaridad es un sentimiento profundo y generoso que nos lleva a compartir lo que somos y tenemos con los demás asociados sobretodo con los más necesitados. Poner en práctica la solidaridad es la manera más humana de expresar nuestro amor por todos nuestros hermanos. La solidaridad es lo que más necesita el mundo actual dejando a un lado el individualismo egoísta. La formación en el valor de la solidaridad debe estar muy presente en todo el sistema cooperativo para superar la pobreza y el desempleo. En las culturas ancestrales de Bolivia siempre se ha desarrollado el sentido de solidaridad distribuyendo los productos en tres partes iguales, para el Inca, para su ejército y para el productor y para la clase religiosa y las familias que sufrían hambre por inclemencias del tiempo y otros factores"

Solidaridad es sentimiento que nos une, Dios nos invita a vivir un
compromiso. Solidaridad es fuerza que transforma. Un mundo de injusticia y de
opresión. Solidaridad es torrente que da vida. Son mil pueblos unidos al andar.
Solidaridad es camino de esperanza. Es proyecto de nuestra sociedad. Solidarios
los hombres y mujeres. Son aquellos que luchan por formar. Una tierra, una
sociedad distinta. La familia distinta que vive en Paz.


lunes, 20 de agosto de 2007

Rector de Escuela Cooperativa

 

Göran Sallnäs, el profesor de educación superior popular que durante dos decenios ha puesto en funcionamiento la Primera Escuela de Cooperativismo para Latinoamericanos en Estocolmo, la foto de cuando asistió a la IV Conferencia Ideológica Nacional Cooperativa y Proyecto Internacional en Cartagena de Indias, Colombia en 1995. Su lucha por un mundo mejor basado en el Cooperativismo Solidario lo hizo ser un verdadero compañero y hermano de los latinoamericanos en Suecia.
Posted by Picasa

martes, 31 de julio de 2007

Con la Escuela Popular Superior de Gotemburgo

Otra etapa de mi actividad cooperativa está marcada en Gotemburgo a raíz de mi participación en un curso intensivo de Formación Popular, recordemos que en Suecia el movimiento obrero se inscribe como un movimiento popular de enorme arraigo junto con el movimiento de los abstemios, de los cooperativistas y últimamente de los ambientalistas, allí tuve oportunidad de compartir con Khaled Bakkar del Líbano, de Liselotte Olsson de Suecia, con Heydari-Namini Siamak talentoso pintor iraní, con los chilenos José Isla Vega y Juan Mancilla, con Jafar Hathal del Irak, Ingemar Johansson de Suecia, Ralief Mahshid del Irán, Sinabulya Rose de Kenia y Jan Ove Skoog de Noruega, del curso para profundizar los conocimientos de formación popular, se formaron Círculos de Estudio, propuse uno sobre Cooperativismo y tuve mucha concurrencia, por lo que, se me ocurrió que podría la escuela AFIG, en sus siglas suecas, proporcionarme el patrocinio y el apoyo para obtener un financiamiento de la Unión Europea a la cual había ingresado Suecia con buenos auspicios.
Luego de meses laboriosos e intensos, obtuvimos los ocho millones de coronas, cerca de un millón de dólares que se otorgarían en dos períodos para financiar el costo. Llegará el momento sin duda de ocuparnos del tema y de la forma combinada con el mercado de trabajo en que se emplearon los fondos incluyendo los viajes a la meca del Cooperativismo Mundial Mondragón a mi sugerencia y planificación. Por ahora mencioneor suq gracias a la invalorable asistencia del rector Stellan Hansson y de maestroc omo Holger Cannerfors y Lisbeth Hansson fue posible obtener el cumplimiento pleno de los objetivos propuestos. Los c.c. que me secundaron en el primer curso fueron: Oswaldo Aguirre de Argentina, Ricardo Bórquez y Patricia Boudon de Chile, Elisa Brega de Argentina, Christina Brunnvarg de Chile, Victoria De Melara de Guatemala, Pablo Fuentes de Chile, Lungo Oswaldo del Uruguay, Mónica Lundström de Suecia, Martha y Fabian Monstesinos de Chile, Napoleón Reyes de El Salvador, Teresa Rodríguez de Bolivia, Hernando Solano, Hernando Triana de Colombia, Carmen Valdés y Jorge Veroeta de Chile, el curso de un año tuvo su corolario con el viaje a Mondragón donde la delegación recibió un trato exquisito. Todos egresaron son sus diplomas de Técnicos en Organización y Manejo Cooperativo.

Cursos Cooperativos en Suecia

Con la Escuela Superior Popular de Runö en Estocolmo

Interesado en profundizar conocimientos sobre el mundo cooperativo, busqué con afán la existencia de cursos en todo el espectro educacional sueco. Encontré uno, el más serio y permanente, con el añadido que sus participantes como profesores y estudiantes eran latinoamericanos y funcionaba desde poco, bajo el patrocino de una Escuela Popular Superior de los Agricultores en Runö, en las proximidades de Estocolmo, aunque el tema cooperativo se lo dictaba en Estocolmo. Realizé todos los trámites para obtener una plaza y durante dos períodos cada uno de cuatro meses con los intermedios vacacionales, me trasladé a la capital para participar activamente del mismo. De modo que durante 1984/85 tuve por compañeros a los siguientes: Federico Barreto del Perú, Raúl Muñoz de Chile, Atilio Portillo de Paraguay, Angel Centurión, y Fabián Rolón también de Paraguay, Rosa Cruz de Guatemala, Otto Rodríguez y Mario Muñoz de Guatemala, Carlos Ortiz de El Salvador, Fernando Porta y Rubén Santillán de Argentina, Juan Damian, María Cristina Sralegui, Rubén Guaz y Edison Batancur del Uruguay, el resto era el compacto grupo de los c.c. chilenos: Vital Ahumada (que fuera gobernador de una provincia con Salvador Allende), María Angélica Cvitanic, Waldo Leiva (veterano dirigente sindical) Pedro Rivera (excelente cocinero) y José Santana. Entre los profesores Guillemo Estrada y José Goni, quién regresó a Suecia años después convertido en Embajador de Lagos y actualmente es el Ministro de Defensa del Gobierno de Bachelet. El rector Göran Sallnäs querendón de América Latina, aprendió el español y se casó con una chilena.

En cuando concluyó el curso coincidente con la Amnistía General e Irrestricta del gobierno de Hernán Siles, regresé a Bolivia y me puse a trabajar en Radio Litoral y Radio Cochabamba inmediatamente. Algunos meses después desde Suecia me invitaron a trabajar en la Federación Nacional de Inmigrantes con sede en Borås donde me desempeñé varios años como Redactor de la Revista Invandraren y Coordinador para las organizaciones de los inmigrantes del Centro y Sur de Suecia.

viernes, 13 de julio de 2007

Cooperativa Hospicio Limitada

De las cooperativas que llevo en el corazón están: Pio XII de Ahorro y Crédito de la que soy socio fundador y primer presidente. Hospicio Limitada de Ahorro y Crédito de la que fui responsable del Comité de Educación y Presidente de Adminisración. COBOCE que me cuenta entre sus fundadores y Maestro de Ceremonias en el acto fundacional celebrado en el Teatro Achá en presencia del Presidente René Barrientos y sus líderes nacionales. AFIG (Arbetar folkhögskola i Göteborg) Escuela Superior de los Trabajadores de Gotemburgo, Suecia y por muchos motivos Corporación Cooperativa Mondragón de Vizcaya, España. Mi mayor vivencia y por tanto mayores afectos están en Hospicio, fueron varios años pulsando su actividad, viéndola crecer, ensanchar sus horizontes y abarcar nuevo campos además del Ahorro y Crédito. No obstante de la hiperinflación que soportó toda la economía boliviana a consecuencia de los desarreglos sociales en el gobierno de Hernán Siles Zuazo, (1983) se desató tal hecatombe, que los porcentajes de la inflación que se cuenta por miles en lugar de cientos, resultó algo histórico. Ningún país del mundo, que no estuviera en guerra, había aumentado tantos cero a su sistema monetario hasta convertir a los billetes en papel sin valor. Cuando se impuso el frenazo con el famoso D.S. 21060 que en realidad fue un paquete de varias medidas, todo el sistema basado en el ahorro interno como las cooperativas, resultó herido de muerte. Por supuesto que Hospicio sufrió el impacto de la desvalorización, y demoró, como todo el sistema de ahorro y crédito varios años para reponerse.
Sin embargo Hospicio Limitada salió a flote, y merced al esfuerzo de líderes y funcionarios responsables logró recuperar parte de sus activos y comenzó desde el principio otra vez, con la oferta y prestación de servicios a sus varios miles de asociados que todavía hoy acuden a sus oficinas.
Posted by Picasa

jueves, 5 de julio de 2007

Aquí nació la Cooperativa Mondragón

Teniendo como valores: La Educación, la Democracia, la Solidaridad y el Trabajo.
Teniendo por ideología: El Humanismo Progresista de Ética comprometida
Teniendo por principios: 1. La Libre adhesión, 2. La organización democrática, 3. Soberanía del Trabajo, 4. El carácter instrumental y subordinado del capital. 5. La Participación en la gestion, 6. La Solidaridad retributiva, 7. La Intercooperación, 8. La Transformación social, 9. El carácter universal y 10. La Educación como principios, Mondragón proclamó que el Cooperativismo no lucha por liberar al hombre de la servidumbre sino que pretende que sea el propio hombre, cada uno desde su propia circunstancia el que busque su liberación. Por eso el Cooperativismo considera al hombre sujeto y no objeto de las acciones sociales, de los procesos políticos y los objetivos económicos.
Posted by Picasa

martes, 3 de julio de 2007

Mondragón donde los obreros son patrones

Cuando Selecciones del Reader´s Digest gozaba de aceptación plena, había dedicado una crónica a la red de cooperativas del País Vasco que causó admiración en España y el mundo, justamente en Mondragón un punto insignificante de la geografía. En 1984 la crisis económica se dejaba sentir, cuando allí fábricas, empresas y servicios sociales resultaron siendo propiedad de sus trabajadores, que ya entonces agrupaban 160 empresas, 90 de ellas industriales que fabrican maquinaria pesada, bicicletas, luego se agregaría la de ascensores de todos los tamaños que alcanzamos a visitar años más tarde en pleno desarrollo del Proyecto Cooperativo de Gotemburgo con el auspicio de la Unión Europea. Sus unidades agrícolas producen conservas vegetales, tomates, lechugas en pleno invierno dentro de los invernaderos. Fagor con 3000 trabajadores sigue siendo una importante productora de frigoríficos, lavadoras. cocinas, alcanzando un nivel de ventas envidiable.
El milagro de Mondragón es que mientras los demás empleadores iban reduciendo sus planillas, la MCC (Corporación Cooperativa) no despidió uno sólo, más por el contrario la creación de nuevos empleos ha sido una constante, posee una Universidad, un banco, escuelas, viviendas, grupos deportivos, un instituto de investigación industrial y sistemas de seguridad propios. Lo que ha conseguido es verdaderamente notable, "la gente trabaja no sólo para beneficio propio sino en pro de la comunidad". Todo comenzó como anotamos en crónica precedente cuando José María Arizmendiarrieta, un joven sacerdote de 27 años llegó a Mondragón, le conmovía la situación en que la prolongada guerra civil había dejado a los españoles. Activo en la Acción Católica creía en el compromiso de la Iglesia con los jóvenes y la preocupación de su formación profesional. "Un hombre, un voto". La única escuela técnica estaba copada y se le ocurrió abrir una otra para graduar técnicos que serían absorbidos por la incipiente industria local. José María pensó en organizar una cooperativa y entonces en 1955 animó a un grupo de cinco jóvenes a crear un taller Ulgor (Fagor) para fabricar hornillas de cocina a kerosene. Cada socio contribuyó con algo de sus ahorros para poner en marcha la empresa de la que serían propietarios y trabajadores. ULGOR se formó de los apellidos de sus fundadores Usatorre, Larrañag, Gorroñogoitia, Ormaechea y Ortubay. El cura fue el promotor sin sueldo y sin voto pero con voz, redactó los estatutos que más tarde serían el modelo para todas las unidades de producción. Basados en el principio "Un hombre, un voto" establecieron que el sueldo más alto no sería tres veces más que el más bajo.
Los socios de las cooperativas que siguen el modelo de ULGOR, eligen a los consejos rectores de sus empresas por períodos de cuatro años, el cual elige al director general o gerente y supervisa y controla todas sus decisiones.
Las decisiones sobre temas de seguridad, retribuciones y beneficios sociales son supervisadas por un consejo social, cuyos representantes son elegidos de entre cada quince o veinte socios-trabajadores. Los interventores de cuentas también elegidos por la asamblea llevan el control de la contabilidad de la empresa.
En las cooperativas no hay una única autoridad, el responsable tiene que vivir plenamente con todo el personal y merecer su apoyo. Ulgor fue la primera en fabricar cocinas a gas, se asoció a varias empresas proveedoras una función y una fábrica de herramientas para formar Ularco. Se complementaban entre sí, pero tenían suficiente autonomía para competir y buscar sus propios mercados.
En las cooperativas los socios son los trabajadores copropietarios, no son dependientes en el nivel de simples empleados, no reciben salario sino una cantidad equis por mes para cubrir sus necesidades, se llama "retiro de aportes", se separa una cantidad equis para cubrir emergencias en caso de necesidad. Al jubilarse reciben su pensión íntegra más una suma equis del capital acumulado.
Mondragón tenía 8 mil habitantes al llegar José María, hoy tiene 40 mil y su Escuela Profesional Politécnica que se extiende por un campus próximo al centro de la villa. Tiene miles de estudiantes que se convertirán en obreros especialistas, maestros industriales e ingenieros técnicos. La escuela concede importancia al trabajo práctico que se combina con la teoría. De ellos y de la repercusión que tiene la experiencia Mondragón nos ocuparemos en siguiente crónica.

viernes, 29 de junio de 2007

Más sobre el Curso Cooperativo

 
Todavía un mosaico de imágenes del Curso Cooperativo de 1998 en Gotemburgo y el viaje de estudios a la Meca del Cooperativismo Mundial en Mondragón, España- Holger (el profe), Martha, Stellan Hansson (el Rector) luego de hacer salido de la playa en el mar del Norte, habitualmente muy frío, la Cena Navideña y el intercambio de regalos. Mauricio explica porqué la Pascua es movible en el Calendario, Hum...qué sabrosos platos mexicanos en Bilbao, el famoso museo Gugemheim bañado por la Riada de Bilbao, el pueblecito Simón Bolívar (www.mauricioaira.com luego especiales y cooperativismo) Cristina en casa de Mónica. Reunidos Chile, El Salvador, Colombia y Bolivia (Cristina, Victoria, Hernando y Teresa) Qué lindos recuerdos de una fratenidad latinoamericana que no termina!
Posted by Picasa

miércoles, 27 de junio de 2007

Políticos fuera las manos de COTEL

La Prensa, en una extensa crónica ha revelado detalles de la presión que diputados y dirigentes del MAS desde el poder, han venido ejecutando contra COTEL para colocar su gente y obtener contratos de la Cooperativa Telefónica. Publicamos la primera parte de la crónica de referencia y nos extenderemos en sucesivas ediciones en Cooperativismo Solidario para prevenir a los líderes de otras cooperativas como COMTECO, para que los políticos mantenga fuera las manos del colectivo.

De acuerdo con documentación a la que tuvo acceso La Prensa, seis de los miembros de “Los satucos” –una organización cuya cabeza visible es el diputado Gustavo Torrico– accedieron a cargos jerárquicos dentro la telefónica Cotel gracias a la gestión del jefe de bancada del MAS en la Cámara de Diputados.

Sólo uno de ellos ya no trabaja, aunque el Sindicato de Trabajadores de la telefónica asegura que sólo fue trasladado a otra sección de la cooperativa.

“Los Satucos” aglutinan a jóvenes masistas e intelectuales de clase media, y se hizo conocida durante las elecciones presidenciales de 2005. Los grafittis murales en El Alto y las zonas populosas de La Paz en defensa de Evo Morales dejaron huella durante el fragor de la campaña.

El presidente de Cotel, Fernando Dips, reveló a este medio que “las designaciones estuvieron a cargo René Escóbar Quisbert”, un dirigente del distrito 14 del MAS que, en la gestión 2006, ocupó el cargo de Gerente General de Cotel.

“Él (ex gerente) dijo que las designaciones debían realizarse ya que había una fuerte presión de diputados del MAS”. Escóbar aseguró que la presión vino de Gustavo Torrico para que incorpore “gente los satucos”.

Cuando este medio consultó a Fernando Dips qué parlamentarios presionaron, aclaró que las mismas venían de los diputados Iquiapaza, Ramos y Canaviri, para lograr contratos , la incorporación de familiares y el pago de beneficios sociales que no correspondían.

El diputado Humberto Iquiapaza tuvo “negocios” con la Cooperativa. Existen documentos que certifican contratos entre los años 2002 al 2004 cuando Iquiapaza era simpatizante del MAS y no era legislador.

La empresa del diputado –denominada Servicios Generales HIM– alquilaba fotocopiadoras a la Cooperativa. Cuando inició su contrato Iquiapaza le vendió una copiadora de planos a Cotel y en los siguientes dos años figura con distintos montos por “alquiler de fotocopiadoras” por cuyos contratos logró beneficios por un monto de 13.182 dólares.

El diputado admitió que rentó sus máquinas a Cotel, pero aseguró que los contratos con la telefónica se remontan a la administración a cargo de Detecon y no a “recientes hechos”. Dips asegura que las denuncias surgieron porque no se quiso renovar contrato con HIM.

Otro diputado denunciado es René Ramos (MAS) –según denuncia de Dips– “presionó para que su hijo sea incluido en las planillas de Cotel”. Afirmó que en julio del pasado año acudió a la convocatoria de la Brigada Parlamentaria de La Paz para explicar la compra de la empresa Supercanal, “en esa oportunidad se me acercó el diputado Ramos para pedirme una audiencia y luego en la reunión me planteó la contratación de su familiar”.

Según Ramos hubo dos encuentros con Dips pero en los dos casos fue para pedir el traslado de su linea telefónica domiciliaria y que nunca se habló de pegas. “Que demuestre que fui a pedir trabajo”.

El otro caso involucra al diputado suplente Julio Canaviri, quien era empleado de Cotel hasta mucho antes de las elecciones de 2005.

Según Dips después de ser electo, Canaviri presionó, para lograr el pago de beneficios sociales. Aunque la liquidación era ilegal fue el Ministerio de Trabajo el que intervino para el pago. Cotel erogó 39.500 bolivianos por concepto de liquidación por servicios prestados.

“Él (Canaviri) fue despedido por el artículo 16 del reglamento interno y por tanto no correspondía el pago”. La Prensa no logró contactarse con el diputado suplente y tampoco con su titular porque los teléfonos estaban desconectados.

Primer Líder de COBOCE

 

1969 Federico Díez de Medina primer presidente de la Cooperativa Boliviana de Cemento, en el acto de firma del aval que otorgó la Corporación Boliviana de Fomento, a instancias del Presidente René Barrientos visible en la testera sobre el escenario del Teatro Achá, en Cochabamba, donde también se advierte la presencia del obispo Armando gutérrez Granier, el prefecto Juan Pérez Tapia. El editor de éste blog actuó entonces como Maestro de Ceremonias.
Posted by Picasa

Líder del Cooperativismo Boliviano

La partida de "pajarito" Díez de Medina
Se nos fue don Federico (pajarito) Díez de Medina, de 88 años, compañero de los grandes pioneros del cooperativismo boliviano. Su nombre definitivamente unido a los de Jaime Méndez, Emilio Reyes, Jorge Grágeda, José Dávila, Enrique Espinoza, Marco Antonio Téllez, Victor Hugo Arraya, que hicieron posible la existencia de un activo y pujante cooperativismo de Ahorro y Crédito que derivó más tarde en esa realidad pujante e inocultable que es la Cooperativa Boliviana de Cemento que gracias a éstos pioneros incursionó en la producción industrial y se ha convertido en una poderosa palanca del desarrollo económico y social del departamento de Cochabamba, de Bolivia toda. Federico, inspirado en una acendrada fe cristiana de fervorosa militancia católica, actuó abiertamente con gran honestidad y transparencia desde la Acción Católica, los Cursillos de Cristiandad, el Empresariado Católico para construír una sociedad más humana, más digna, de mayor acceso en igualdad de condiciones a los medios de producción, de trabajo honesto, de abierta acción social. Sus amigos de siempre que compartimos en mayor o menor grado sus ideales y conocimos de su apostolado laico, del modelo de familia que pudo construír paso a paso, nos sentimos acongojados y nos queda tan sólo el consuelo de la fe en el Padre Común, que sin duda lo habrá sentado a su diestra para disfrutar del Bien que su siervo prodigó a manos llenas.

martes, 26 de junio de 2007

Curso Cooperativo 1998.Suecia


Los participantes de visita en una Cooperativa Textil en las afueras de Gotemburgo. Una pausa en las lecciones: Napoleón Reyes, Jorge Vera, Patricia Bourdon, Carmen Valdez, Natalia Merino, Hernando Solano, Ricardo Bórquez, Victoria de Melara. O sea Chile, El Salvador, Perú. Bolivia. En casa de Mónica. Viajando a España, ya en Vizcaya ciudad de Gernika de histórica reminiscencia. (Vendrán más fotos)
Posted by Picasa

lunes, 25 de junio de 2007

El Fondo de la Comunidad honra al Cooperativismo

Queridos amigos:

Tengo la grata satisfacción de compartir una noticia que es un orgullo para Cochabamba y para el profesional boliviano.

El Fondo de la Comunidad una vez mas fue calificado como el mejor fondo financiero privado del país, en la gestión 2006, de acuerdo al Informe Camel que anualmente publica el semanario Nueva Economía.

El Camel es un sistema de evaluación financiera de bancos que analiza 5 áreas: Capital, Activos, M a n a g e m e n t (Administración), Earnings (Ganancias) y Liquidez. La calificación del Informe Camel utiliza la escala de 1 al 5, donde 1 es muy bueno, 2 es bueno, 3 es regular, 4 es deficiente y 5 malo.

El Fondo de la Comunidad registra una calificación de 1.70 puntos y se ubica en la primera posición en virtud a las fortalezas que evidencia en las cinco áreas del Informe Camel: Capital, Activos, Management, Earnings (ganancias) y Liquidez. En segundo lugar se ubica FIE con 2.34 puntos y tercer lugar Eco Futuro con 3.23 puntos.

La revista Nueva Economía también publica anualmente el Ranking de Bancos. El Informe Camel, en la gestión 2006, indica que Banco de Crédito de Bolivia es el Número Uno del país. Este banco registra una calificación de 2.04 puntos. En la segunda posición se ubica el Banco Solidario, con una calificación de 2.07 puntos. En tercera posición se ubica el Banco Bisa con una evaluación de 2.79 puntos.

El análisis comparativo de los dos Rankigs, muestra que el Fondo de la Comunidad, con 1.7 puntos sobre 5, ocupa el primer lugar entre los bancos y fondos. El segundo lugar lo ocupa el Banco de Crédito de Bolivia con 2.04 y el tercer lugar el Banco Solidario con 2.07 puntos.

Los datos con los que fue elaborado el Informe Camel de Fondos y Bancos – Ranking 2006, corresponden a la Superintendencia de Bancos y Entidades Financieras al 31 de diciembre de 2006, los cuales son de acceso y conocimiento público en www.sbef.gov.bo, como en sus versiones impresas en boletines que pública esta institución. En documentos adjuntos remito copia de los dos informes de Nueva Economía.

El Fondo de la Comunidad es una entidad financiera de Cochabamba, que desde 1996 presta servicios especializados a la pequeña empresa, siendo líder en este sector. Todo el aporte tecnológico y el desarrollo del sistema de gestión integral ha sido desarrollado por profesionales bolivianos.

El Fondo de la Comunidad es un orgullo de Cochabamba.

Gracias y un gran saludo

Oswaldo Zabalaga Cossio
GERENTE GENERAL

Coboce en Bolivia. Mondragón en España

El primer artículo sobre Cooperativismo ha estado dirigido a esa gran realidad que el mundo entero puede contemplar como en una vitrina y que se llama Mondragón Corporación Cooperativa que tiene el primer mérito de crear empleo permanente para miles de personas, o sea, miles de familiar que viven de su activa participación en MCC, porque nada hay más digno ni más constructivo que dotar de trabajo a las personas de tal modo que les permita un medio de vida decente y seguro.
Bolivia tiene una cooperativa que se puede comparar plenamente con Mondragón, guardando la proporción de tamaño en cuanto a capital humano y capital invertido. Si para España, MCC es un inimitable ejemplo de solidaridad humana y empresariado cristiano, para Bolivia Coboce es una intangible realidad para sentir orgullo.
Si el movimiento cooperativo boliviano alcanzó su plenitud en el campo del Ahorro y Crédito para matar a la usura y fomentar el ahorro popular, su mejor fruto fué trasladar parte de este ahorro a la puesta en marcha de un proyecto productivo. Fueron los cooperativistas, particularmente de Hospicio Limitada inspirados por un joven ingeniero cochabambino Jaime Méndez Quiroga que en 1966 se lanzaron a fundar una fábrica de cemento con unos pocos dólares en la Caja, una voluntad de acero y una visión de futuro que no deja de sorprender hoy en día, cuando Coboce (Cooperativa Boliviana de Cemento) se ha convertido en el primer grupo económico de la región y uno de los más sólidos de Bolivia.
Fué un largo peregrinar de Herodes a Pilato que culminó en 1968 cuando el Gobierno del General Barrientos otorgó el aval para la ejecución de las obras en Irpa Irpa, sitio de ingentes reservorios de piedra caliza, materia prima para la producción de cemento cuya demanda era muy grande. El 15 de septiembre de 1972 se inició la etapa productiva de 300 toneladas por día y 100 mil por ano, con tal éxito que toda su producción era acaparada por los constructores no sólo de Cochabamba, sino de todo el país. Rápidamente sus líderes se lanzaron a un nuevo reto, aumentar su capacidad productiva con una ampliación notable que estuvo lista en noviembre de 1993. Quién puede dudar de la incalculable contribución que significó Coboce para la construcción y para evitar la especulación en los precios del cemento actuando como un catalizador que cubriera los costos de operación y dejara un margen de utilidad para no descuidar el imprescindible desarrollo y todo esto en medio de gran honestidad, con la mira puesta en el bien común primero de los socios, luego de la comunidad que se benefició directamente de esta faena productiva.
La historia de Coboce está llena de anécdotas que hoy provocan una sonrisa, de las dificultades que fué necesario vencer en todo orden, desde el financiamiento de la maquinaria que no habría sido posible sin el apoyo estatal, hasta el lanzamiento del producto que fué literalmente arrebatado de las manos del productor por todo el sistema de ventas y distribución organizado en base a las cooperativas de Ahorro y Crédito existente en todo el país.
Se dió el hecho de ser la primera cooperativa en el campo de la producción de un elemento básico para el desarrollo económico junto a la producción de energía y del acero. Del ahorro a la producción, de la producción al bienestar. En efecto, ameritando la diafanidad con que el equipo del Ing. Méndez gerentó la Cooperativa, ésta ha crecido y se ha multiplicado en varias otras empresas cooperativas algunas afines a la producción del cemento dentro de la industria de construcción y otras como el Fondo de Desarrollo de la Comunidad en el campo financiero y otra, el Periódico Opinion, en el campo de los servicios de información y de orientación de la opinión pública en el marco de la defensa del Bien Común y del principio democrático del Cooperativismo.Cuando han transcurrido casi 40 anos de la creación de Coboce, se puede ver como en una proyección cinematográfica el enorme acierto que significó asumir los principios imperecederos del Cooperativismo en las actividades industriales. Igual que Mondragón que empezó fabricando anafes a kerosén, Coboce fabricó bolsas de cemento que lanzadas a la venta producirían legítimos beneficios para reinvertir en nuevos proyectos cooperativos.Lo evidente es que Coboce pasó tiempos difíciles, superó las crisis que afectaron a todo el sistema empresarial, cuidando siempre el frente interno, poniendo freno a cualquier desviacionismo, a todo intento de transgredir los códigos de honor del cooperativismo y manteniendo vivos los mecanismos de control, supervisión y toma de decisiones, sin menoscabo de la gerencia, ejercida con acierto y precisión por su fundador Jaime Méndez en una saludable muestra de continuidad y perseverancia histórica.Donde deseamos llegar es a la generación de empleo, primer rol de una cooperativa que tiene por finalidad el respeto a la persona humana y hacer empresarialmente productiva la gestión, conceptos que la empresa privada tiene dificultades en compatibilizar, pero que para el colectivo cooperativo resulta un mandato impositivo.
Si MCC ha ido creando puestos de trabajo en forma sostenida, Coboce ha hecho otro tanto. Veamos las cifras Coboce posee actualmente 650 puestos de trabajo permanentes, siendo aproximadamente 150 los creados en la última temporada. Además unas 200 personas tomando en cuenta todas sus unidades de producción poséen trabajo temporal, la principal fuente de trabajo continúa siendo Irpa Irpa que opera en tres turnos o sea en una cadena de producción permanente.En Coboce se privilegia la estabilidad laboral, única forma de darle al trabajador un respaldo efectivo a su justificada ambición de estabilidad y permanencia, lo cual beneficia a la empresa porque aprovecha de la destreza y los conocimientos de sus empleados y trabajadores que se consagran a las tareas que le son asignadas. Las vacancias por jubilación o retiros se llenan con el personal propio y cuando no es posible se recurre a la convocatoria pública.En las circunstancias actuales, si acaso las autoridades prefecturales actúan correctamente en la suscripción de contratos para la construcción de carreteras cementadas, pudiera ser posible crear entre 150 y 200 puestos de trabajo adicionales, con el consiguiente beneficio que ello significa para las familias de los asalariados. Por la información disponible se sabe que la Prefectura canceló la construcción de las carreteras Totora Epizana y Aguirre Tiraque, no obstante de la corrección y legalidad con que procedió Coboce a través de su unidad especializada a lo largo del trámite burocrático y complejo que ha establecido para la adjudicación de las obras. Actualmente Coboce ejecuta el tramo Capinota Parotani que se estima estará terminado en mayo del 2006.Varias son las enseñanzas que deja a la Comunidad la existencia de Coboce. La fuerza y validez de los principios de igualdad, responsabilidad, ahorro sistemático y solidaridad. Grandes sectores han entregado sus aportes a Coboce y los beneficios directos comienzan a dejarse sentir, porque en varios anos, los asociados han elegido la reinversión al retiro de sus dividendos, muchas veces todavía insignificantes.La vitalidad de los principios cooperativos explica el respeto que Coboce se ha ganado en el concierto empresarial, si bien se ha mantenido bajo normas austeras de presencia y gasto público. El Cooperativismo en España, como en Suecia y Bolivia permite una vida digna, una mutua confianza en el hombre y sus capacidades, en los líderes y su honestidad a toda prueba.De ahí nuestro enunciado que si España tiene en Mondragón un tinte de orgullo de cooperativismo moderno y productivo, Bolivia tiene en Coboce el modelo de administración eficiente y de masivo respaldo al sistema de empresa cooperativa.

Suecia. Trabajadores y cooperativas

La experiencia de realizar un curso durante algunos meses sobre Formación Popular en una escuela superior para los trabajadores en Gotemburgo, nos dió oportunidad de presentar un proyecto ante la Comisión de la Unión Europea para organizar un curso de estudios sobre el Cooperativismo, el cual estaría dirigido a un grupo de 22 personas, hombres y mujeres, asentados en Suecia en calidad de refugiados políticos y que tuvieran interés en profundizar sus conocimientos dentro del Cooperativismo y manifestaran el propósito de organizarse en cooperativas, o integrarse a otras ya existentes.
El entusiasmo con que el Rector de AFIG (La Escuela Popular Superior de los Trabajadores de Gotemburgo), asociada a la Central de Trabajadores (LO), Stellan Hansson, acogió la iniciativa y nos otorgó todo su respaldo hizo que culminara con éxito. Al cabo de algunos meses se conoció la resolución de conceder un financiamiento de casi un millón de dólares para dos cursos, cada uno de cinco meses y que cubría todos los gastos incluyendo el uso de computadoras, alquiler de un edificio, profesores, textos, materiales, viajes dentro de Suecia y fuera del Reino en este caso, como lo hemos nombrado en la nota anterior al Norte de España para estudiar en “la meca del Cooperativismo Mundial”, la Corporación Cooperativa Mondragón.
El proyecto Nueva Visión se presentó como una posibilidad para abrir nuevos puestos de trabajo para los latinoamericanos que tuvieran ideas concretas en la actividad empresarial cooperativa y la enseñanza se impartió mediante lecciones magistrales, a través de grupos de estudio, en el trabajo práctico, o de manera aún más concreta en el desarrollo de la cooperativa o empresa propia. Los participantes de Argentina, Bolivia, Chile, Perú, Guatemala, El Salvador, Colombia, Uruguay y México fueron dotados de los recursos suficientes para consagrarse a los estudios 8 horas diarias, es decir, el mismo tiempo que se dedica al desempeño de un trabajo cualquiera, merced al subsidio del mercado de Trabajo incluído en el financiamiento global, exactamente en el mismo nivel para hombres y mujeres.
Frente a la empresa privada, opusimos la formación de cooperativas como una alternativa real de solución al problema creciente de la desocupación especialmente entre la población de inmigrantes, por esta razón se puso énfasis en dotar de sólidas bases ideológicas e históricas del cooperativismo tanto en Europa como en América Latina, donde la formación popular, si se quiere la autoformación, tiene un rol tan importante.
Materias técnicas como contabilidad, administración de empresas cooperativas, macro y microeconomía, técnicas de administración moderna con el uso de programas de computación, tanto en la planificación, como en la conducción y la evaluación de la gestión administrativa se consideraron como imprescindibles para una efectiva formación cooperativa.
Varios de los catedráticos formados en el ámbito cooperativo como Sven Bartilsson, autor de varios libros sobre Cooperativismo brindaron sus experiencias al grupo ahíto de aprehender todo lo relativo a este apasionante campo.
Porque la empresa cooperativa existe desde hace casi doscientos anos, no resultaba siendo nada extraño en el seno del movimiento obrero sueco. Es más, en distintas épocas y circunstancias se habían dado experiencias valiosas. La cooperación se manifiesta en muchos sentidos de la vida diaria, preparar juntos la comida, formar grupos musicales o corales, en esta ocasión se trató de darle a estos grupos naturales un carácter empresarial. Una empresa, sí, porque también la cooperativa es básicamente una empresa. Los cooperativistas tienen que tener una idea de negocio, o sea la forma de ganar dinero con el trabajo colectivo, de tal manera que la cooperativa sea esencialmente una empresa. Mientras que para la cooperativa el objetivo es obtener bienestar y dignificar a todos los cooperantes, talvez para la empresa el motivo sea sólo obtener ganancias, la cooperativa ha de buscar beneficios esencialmente, aunque no estén limitados al resultado económico.
A través del cooperativismo tendríamos que hacer realidad nuestro ideal democrático. Esa fué la base de la formación. La cooperativa es un ejemplo vivo de otro tipo posible de comunidad, puesto que la democracia hermana todas las actividades posibles, en el marco de respeto mutuo, y en la toma de responsabilidades que tienen que ver con el Bien Común. Ser cooperativista es trabajar por el cambio en nuestra comunidad, sin transferir el poder a ningún otro ente, que la propia cooperativa formada por seres humanos iguales.
La idea fundamental con el Proyecto Nueva Visión de proyectar al individuo dentro de la sociedad escandinava, con sus visiones y posibilidades reales, dotado de los suficientes conocimiento y de la experiencia cooperativa que obtuvo de su vivencia en el curso, permitió el establecimiento de un par de cooperativas, ubicó a otros en unidades cooperativas e hizo posible a todos un nivel más realista y positivo de integración, todo merced al respaldo efectivo de los trabajadores y a las ideas actualizadas del principio cooperativo.

Mondragón la mágica Realidad

Un grupo de 24 latinoamericanos con el respaldo de la Escuela Superior de los Trabajadores de Gotemburgo y el financiamiento de la Unión Europea, resolvimos profundizar nuestros conocimiento en el Cooperativismo y emprendimos un proyecto que habría de realizarse a lo largo de 24 meses y favorecer a cerca de 50 refugiados políticos latinoamericanos provenientes de Argentina, Bolivia, Perú, Uruguay, Colombia, El Salvador, Guatemala, Panamá entre otros dispuestos a estudiar durante dos períodos (Vale decir 10 meses) todos los aspectos relacionados con los orígenes, la puesta en marcha, el desarrollo y el futuro del Cooperativismo.
El extenso programa de estudios comprendió una visita a la "meca del cooperativismo mundial". La Cooperativa Mondragón dentro del país vasco, en el Norte de España. Justamente hace pocos días, Mondragón acaba de cumplir medio siglo de existencia, celebración que congregó al presidente (Lehendakari) del gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, diputados y el presidente del Congreso de la Corporación Cooperativa de Mondragón, y a los más conocidos escritores de obras relacionadas con esta notable institución "orgullo del país vasco" y primera entidad económica del norte y séptima de la economía ibérica con un movimiento de casi once mil millones de euros en sus 210 empresas con 74 mil trabajadores.
Fabricación de torres para autogeneradores.
La fiesta resultó siendo el apropiado marco para resaltar el principio cooperativo, extendido a todo el mundo, no menos a nuestra Bolivia, y los humildes orígenes de la obra del entonces joven sacerdote José Maria Arizmendiarrieta que fundó en 1943 una escuela profesional, con la idea de habilitar a los jóvenes para desempeñar actividades productivas y vencer a la desocupación que castigaba a la España franquista. Algún tiempo después, concretamente en 1945, con solamente cinco de los egresados de su escuela, dio inició a un pequeño taller donde fabricaron las primeras estufas a kerosén y anafes que bautizaron con el nombre de Fagor, hoy en día, conocida marca a nivel mundial dando origen a la producción colectiva de bienes de consumo, y artículos para el hogar. Estos primeros pasos están magistralmente descritos en el libro El Hombre Cooperativo de Joxe Azumendi en base a los pensamientos de Arizmendiarrieta y que contribuyó a proyectar su obra, como referencia obligada de los estudios realizados sobre Mondragón.
Fabricación de mallas eléctricas, alambre, puntas
Todos los bolivianos, especialmente los potosinos estamos familiarizados con el nombre de Mondragón a partir de las famosas crónicas de la Villa Imperial que relatan apasionantes historia como la del "Cristo de Mondragón", balneario ubicado en las proximidades de Potosí, de modo que cuando fuímos preguntados por Stellan Hansson el Rector de la Escuela Superior, del porqué queríamos viajar a España y visitar Mondragón, tuvimos suficientes argumentos para motivar el viaje de estudios. Demás está decir que fuímos recibidos con todo el calor humano y el mayor interés de los funcionarios de Mondragón de ponernos al tanto de esta mágica realidad, que no termina de maravillar a propios y extraños porque de sus 210 empresas los propietarios son sus cooperadores, es decir quienes poseen aportes monetarios en las cajas cooperativas, "allí no hay patrones, todos son responsables de la buena marcha del sistema".
Uno de los estudiosos de Mondragón, Fernando Molina reconoció haber "quedado atrapado por el carisma y la desbordante personalidad de don José Maria" cuya bibliografía resultó siendo el resultado de casi tres anos de minucioso estudio, rescatando su europeísmo en el pensamiento del sacerdotes fundador, su reivindicación de los valores clásicos de la modernidad, democracia, igualdad, libertad de opinión, de asociación, su profundo sentido de la democracia, su gran humanismo y la importancia clave asignada al trabajo solidario y a la colaboración con el bien común como fuente del perfeccionamiento personal.
Mondragón ha cumplido 50 anos y el liderazgo de su fundador y sus visiones hacia el futuro cobran plena vigencia porque el Cooperativismo está más vigente que nunca, aún cuando las fuerzas oponentes hagan todo lo posible para desvirtuarlo. En esta sección vamos a ir describiendo y presentando esta impresionante Corporación cuya importancia no ha trascendido lo suficiente, no obstante que ciertos círculos políticos y estudiosos del medio sueco han empezado a tomar en cuenta las ideas matrices y se está buscando la manera de adaptarlas al mundo de la globalización que abruma y domina.
Litografias, libros, catálogos, publicaciones
En esta primera nota una palabra relacionada con la educación cooperativa en Mondragón donde sus líderes vieron la conveniencia de crear una Universidad, lo que ocurrió en 1997, con tres centros motores, la Escuela Politécnica Superior de Mondragón, la Facultad de Ciencias Empresariales de Onati y la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de Eskoriatza, la cual está abierta a la sociedad, de carácter cooperativo, que combina la formación humanística con la experiencia en el empresariado de las unidades cooperativas y se basa en un esquema de enseñanza trilingüe: el castellano, el vasco (euskera) y el inglés. La Universidad Cooperativa plantea, además de la capacitación técnica, el desarrollo de competencias y valores para la formación integral. Se asienta en la tecnología de la información y comunicación y apuesta por el desarrollo de un nuevo concepto de Campus Universitario seriamente interrelacionado con las empresas cooperativas e integrado a la sociedad y sus instituciones.
Mondragón Universitaria (Denominación en idioma vasco) ha recibido este ano más de cuatro mil estudiantes, y su crecimiento ha sido vertiginoso y de claro beneficio para toda la comarca. Vamos a tener ocasión de describir con detalle su novedosa pedagogía y mostrar sus proyecciones.
La Corporación Cooperativa de Mondragón aglutina los objetivos básicos de una organización empresarial que compite en los mercados internacionales, aunque utiliza métodos democráticos en su forma de organización, da la importancia debida a la creación de empleo, a la promoción humana y profesional de sus trabajadores y el compromiso de desarrollo con su entorno social.
En el plano nacional, nos vamos a ocupar de la Cooperativa de Cemento COBOCE, que tiene ciertas semejanzas con Mondragón y que se ha convertido a lo largo de los anos, en el Primer Grupo Económico de Cochabamba y ocupa destacado rol en el campo financiero boliviano.